jueves, 22 de octubre de 2015

POEMAS VIEJOS DE MI CAJÓN: MI JUBILACIÓN


I

Hoy Mozart se ha colado por mi oído
y oigo temblar su música en la arena;
de fondo, en mi alegría hay una pena
que no sé si es quizás por lo vivido,

porque es duda la fuerza del olvido, 
porque, aún libre, mi vida me encadena,
o, absuelto, ya no sé si hay vida plena
después de tantos golpes que he sufrido.

En mi bronce ha sonado la campana
de la torre cobalto de Santa Ana
repicando de júbilo y de gozo...,

para que yo vislumbre un nuevo día
y de nuevo me nazca la alegría
mientras arrojo mi tristeza a un pozo.

30 de junio de 2009


II


Entre la mar y entre el amor estoy
flotando entre las nubes de estos versos
que son piezas de miles de universos
por los que ya pasé y recuerdo hoy:

la nacencia, la juventud hermosa,
la madurez, distante por la ausencia,
la senectud, cuajada de experiencia.
Y las mismas espinas en la rosa.

Y aún no me creo, ¡ay, Dios!, qué gran profano,
que tú llevas mi vida de tu mano
y en ti debo dejar siempre el futuro.

Jamás me abandonaste en mi destino
y ahora, que ya es muy incierto mi camino,
me has de brindar tu luz entre lo oscuro.

Julio de 2009

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada