miércoles, 14 de octubre de 2015

DESDE MI TORRE COBALTO: DOS AÑOS DE NADA


Parece una mosquita muerta a pesar de su gran estructura física, pero es más lista que el hambre: ese que está instalado en Andalucía "per sécula seculorum" y pase quien pase por aquí el fielato de la política. Dicen que no es muy hábil en profunda materia política, pero más lista que una ardilla de Cazorla y que tiene los ojos más abiertos que un zorro en las dehesas de Los Pedroches. Su éxito está en los "paliques", que domina mejor que Castelar, y en esas mentiras narradas que convierte en cuentos para un pueblo, como el andaluz, tan sufrido y a la vez tan sabio, aunque muy paniaguado a la hora de votar.

Esta paisana trianera -que durante cuatro años no hizo absolutamente nada por el arrabal de nacencia en su cargo de teniente de alcalde del Distrito, lleva ya dos años sin hacer tampoco nada desde su nombramiento -a dedo- como presidenta de la Junta de Andalucía, y mucho me temo que vaya a emular la gran gesta de su compañero Chaves y que, fielmente, retrató Francisco Rosell en su excelente libro "Treinta años de nada. Anatomía del régimen andaluz" (2008).

Una abogada -me gustaría ver las notas de su carrera-, manda sobre pensadores, científicos, literatos, filólogos, humanistas, artistas de todos los órdenes..., y, por supuesto, en la más amplia comunidad española, aunque la más desangrada y pobre por culpa de sus políticos, de la que ella, ahora, es su cabeza visible sin que el problema se solucione. Les remito a que consulten las estadísticas de Andalucía por internet.

Siempre se han dado cien días de confianza a los nuevos gestores. Nuestra presidenta -aunque yo no la haya votado-, ya ha pasado muchas hojas del almanaque, pero todas están en blanco. ¿Me puede decir alguien -aunque sea de su propio partido- qué es lo que ha hecho hasta ahora su presidenta por Andalucía? A lo más: lograr -no creo que ella haya interferido- que la juez Alaya -esa mujer con cara de virgen de barrio y manos de acero- no lleve para adelante el caso de los EREs, de los que ella, evidentemente, no sabe nada de nada, alzheimer total, aunque transitorio. Todavía no pintan bastos para ella.

Nada ha cumplido de su programa. Está separada de su partido y del presidente del mismo. Lo único que ha hecho desde septiembre de 2013 es marear la perdiz y contarnos historias: tan tristes que a los andaluces nos da vergüenza y mucha pena. 

¿No cree que entre Chaves, Griñán y ella ya son demasiados años de nada en Andalucía?

6 comentarios:

  1. Es tremendo, lo de esta gentuza no tiene nombre. Hace falta que se vayan pero ya, a ver si es posible que pueda haber una regeneración a todos los niveles. Con la de problemas que hay en Andalucía, la de gente pasándolo mal de verdad (y de eso se mucho por mi trabajo)... Y ellos cada vez más alejados de la realidad de la sociedad, de sus problemas, etc. . Yo pienso que la solución pasa porque se marchen. Y porque pongan en puestos de responsabilidad a personas preparadas, no a los enchufados de turno a los cuales les preocupa más que no lo muevan del sillón que la resolución de problemas. Hay una falta total de todo, un desamparo increíble. Trabajo en la Junta de Andalucía, se de lo que hablo. Y estoy contigo hermano, llevamos demasiados años de nada en Andalucía.

    ResponderEliminar
  2. Siempre desamparados, siempre. ¿Hay quien lo arregle? Creo que no. A los andaluces, a esa gran mayoría que no está paniaguada, se nos han muerto todas las esperanzas.

    ResponderEliminar
  3. Siempre desamparados, siempre. ¿Hay quien lo arregle? Creo que no. A los andaluces, a esa gran mayoría que no está paniaguada, se nos han muerto todas las esperanzas.

    ResponderEliminar
  4. Son todos ellos una partida de delincuentes

    ResponderEliminar
  5. Son todos ellos una partida de impresentables..... me dan asta asco.

    ResponderEliminar
  6. Esperemos el cambio. Todos están asustados por nuestra votación del día 20.

    ResponderEliminar