miércoles, 6 de junio de 2012

DESDE MI TORRE: EL CIERRE DE LA "TORRES-MACARENA"


Parece que fue ayer cuando llegó el día soñado del 11 de Octubre de 1974 en que, modestamente, la Peña Flamenca "Torres-Macarena" abría sus puertas en la calle Torres, en un diminuto local que fue el germen de grandes ambiciones que llegaron con el tiempo a cumplirse. Antonio Mairena fue el encargado del brindis, en el que deseaba larga vida y realizaciones a esta entidad sevillana del barrio de la Macarena. Pocos metros cuadrados y pocos socios, pero el aceite flamenco se iba extendiendo y cada vez era mayor el número de personas que se hacían socios siguiendo el ejemplo de su primer presidente, Juan Campos Navarro, excelente pintor y extraordinario amigo, en cuyo taller pictórico empezó a alumbrarse esta genial idea flamenca.

Pasaron sólo unos meses para que la "Torres-Macarena" se hiciese ver en Sevilla, en su Teatro Lope de Vega, el 11 de Enero de 1975, con un recital flamenquísimo llamado "Ecos de Torres-Macarena". Noche de lujo, apadrinada por el cantaor de los alcores y padrino de la entidad, lleno hasta la bandera, y un cartel formado, casi en su totalidad, por el elenco peñistico. Con la presencia de Paco Herrera, de Radio Popular de Sevilla, y de Miguel López Monsalvete, socio de la peña, intervinieron Antonio Suárez, Alfonso Campoy, José el de la Tomasa, Antonio Cabello, Enrique Montes, El Chozas, Pedro Marín, Manolo Oliver, El Cabrero, La Tomasa y Pies de Plomo..., y en las guitarras: Eduardo el de la Malena, Isidoro Carmona, Manolito Montes, José "El Colorao" y "Filigrana". Como invitados: Carmina Plata, Consuelo, María Teresa Gómez, La Chiqui, Francisco Javier y María Luisa. Desde aquella noche hasta nuestros días, cientos de artistas han pasado por la calle Torres y por la amplia sede de la calle Torrijianos, que ha sido clausurada por la Consejería de Medio Ambiente el último día del mes de Mayo de 2012, este año en el que vivimos y que vio alumbrar, hace pocos meses, el título que la UNESCO concedió a nuetro Arte como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.



Tuve la suerte de ser el encargado de transcribir a un libro los XXV años de la entidad, lo que siempre agradecí a la entidad macarena, que siempre me trató con un afecto especial, muy en contraposición a mi barrio de nacencia. Recuerdo con enorme emoción la inauguración de la nueva sede, y del esfuerzo, muy especial de Jaime del Pozo, que nos dejo de lujo la nueva casa, donde daba gusto recibir a cuantos artistas pasaron por allí dede el 7 de Diciembre de 1976, y en la que Triana, junto con Jerez, tenía "cuartos" diferenciados para escuchar buen cante. Fueron muchos los grandes que pisaron sus tablas, tantos que se me olvidan: Antonio Mairena, José Romero, Matilde Coral, Rafael "El Negro", Gabriela Ortega, El Lebrijano, Curro Malena, "El Arenero", Manolo Oliver, Paco Taranto, Luis Caballero, Manuel Maierna, Rafael Riqueni, Rancapino, El Chozas, Emilia Jandra, Manuel Domínguez, Terremoto de Jerez, Fosforito..., todos, sin faltar ninguno.

Recuerdo los actos del homenaje a Manuel Torre en su Centenario en 1978, y la Quincena dedicada a Manuel Vallejo en 1971, la larga historia de presentaciones de discos, los actos dedicados a las comarcas cantaoras, la entrega de insignias a los que hicieron posible el milagro de la entidad, el genial detalle de reunir en un almuerzo a los competidores por el primer "Giraldillo del Cante"... Han sido muchas noches y muchos días viviendo entre sus paredes, al lado del corazón de sus hombres: Juan Campos, Mauel Centeno, Pepe Ojeda, Salvador Feria, Manolo Vargas, Jaime del Poozo, José Alfonso Ceballos, Jerónimo España, Juan Iglesias, Juan Heredia, Jerónimo Roldán -que es quien me hace llegar esta triste noticia del cierre-...


Han sido muchas cosas durante muchos años: los homenajes anuales a Pastora Pavón, sus sabrosos boletines, sus concursos de bailes, cantes y saetas. Una escuela genial para la flamenquería sevillana... Hoy, en un cabreado comunicado, su socio número 17, Jerónimo Roldán Pardo, nos ofrece la noticia. 

!Torres-Macarena  Clausurada¡

Por fin se ha conseguido,  por  fin se ha derribado uno de los bastiones flamencos que quedaban en Sevilla.  Por fin se ha demostrado que el flamenco es solo ruido, tal como indica la denuncia que obra en poder de la Peña. Torres macarena ha sido clausurada por Medio Ambiente esta aciaga noche que quedara como una de las más negra, de la historia del flamenco en nuestra ciudad.

Si levantara la cabeza tantos y tantos flamencos orgullosos de una peña emblemática  como esta, seguro que no lo creerían. Una entidad que fue bautizada por Antonio Mairena. Que fue cuna de la Federación de Peñas y  después  pario  a la propia Confederación Andaluza, que desde el año pasado lleva con orgullo la Medalla de Andalucía. Que le dio a Sevilla la Bienal del Flamenco que tanto renombre le da a esta nuestra ciudad, ha sido aniquilada por el empecinamiento de unos vecinos que solo llevan cuatro días viviendo en el barrio. Han clausurado un centro de cultura flamenca con más de  38 años de existencia, que ha mostrado nuestro arte a miles y miles de visitantes foráneos. Que ha servido para rodar películas, que ha sido motivos de reportajes de la BBC, de la TV alemana, francesa, japonesa y de casi todas las televisiones de los países amigos del flamenco. Que actualmente tiene tres talleres del Distrito Macarena dando cursos de Flamenco, y que en ella ha formados a cientos de flamencos de todo tipo,Esta es la verdad de un arte que poseemos  de forma milagrosa, pero que desgraciadamente solo lo queremos en los grandes espacios donde podemos lucirnos. Que penosamente ni el pueblo,  ni sus dirigentes tienen la menor sensibilidad para con el, puesto que no cuidan su base.

Desde nuestra indignación como un colectivo que ha sido humillado por un grupo de persona,  recabamos la ayuda de todos los flamencos de corazón para que esta ignominia no sigua hacia adelante. Por muchas razones que les atienda,  un grupo de personas no pueden  derribar un acerbo cultural de tanto valor. Los flamencos somos gente de paz, pero no podemos soportar semejante atropello. ¿Como se puede justificar actos de este tipo ante la UNESCO que nos ha declarado Patrimonio de la Humanidad, y que entre sus exigencias para declararnos,  esta la protección de este bien por las Administraciones solicitantes?

Jeronimo Roldan Pardo             
Socio de Torres Macarena nº 17
              Sevilla 1 de Junio del 2012


Parece mentira, pero mientras andamos por el mundo del Flamenco significando su identidad, y alabando sus bondades, una consejería de la Junta viene y cierra las puertas de esta añeja Entidad, máxime cuando hace poco han titulado al Flamenco, rimbombantemente, como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. ¡Cosas!





2 comentarios:

  1. Emilio, esto es una pena, pero, por favor, dejad de lao a la Unesco. Aquello fue fuego de paja seca. Un día dije y lo seguiré diciendo que lo que la Unesco nos nombró fue
    PATRIMONIO NOSÉQUÉ NOSÉQUÉ DE LA NOSÉCUÁNTO.
    ¿O alguien esperaba más de los políticos que lo promovieron.

    ResponderEliminar
  2. Es una pena lo que ha ocurrido. ¿Patrimonio Inmaterial de la Humanidad? ¿Políticos? Todo es pura mierda, Andrés.

    ResponderEliminar