sábado, 19 de noviembre de 2011

LIBROS PARA RECOMENDAR: "AL PIE DE LA LETRA"

El poeta sevillano Víctor Jiménez, con su nuevo libro, "Al pie de la letra", me ha vuelto a sorprender gratamente con su calidad literaria y su gran enfoque poético de temas de actualidad, cuestión tan resbalosa como difícil.

Yo no lo había leído nunca y me lo acercó Enrique Barrero. Cuando por encargo de él recibí "El tiempo entre los labios" (Antología 1984-2008), supe que estaba ante un extraordinario poeta al que poder catalogar sin medias tintas, un poeta creíble y ante cuya obra no había que sacar un diccionario para buscar sinónimos rebuscados y giros ininteligibles. Había alma y peso en sus poemas, y en la estructura de los mismos se adivinaba una fortaleza sólida que te hacía vibrar, pero con clara seguridad, en cada suave sacudida. Me encontré ante un autor nuevo para mí -que es cosa extraordinaria para leer sin prejuicios- y ante una voz que se desnudaba en los entresijos del alma como el agua va desnuda entre las piedras.

Yo no soy crítico literario ni un desbrozador de ramajes superfluos. Me honro con ser un lector empedernido y, a mi edad, tener al menos un criterio de lo que es y lo que no es. Quizás por eso, este recuadro que hoy le dedico no tiene para nadie una importancia crítica, pero tiene para mí la satisfacción de dejar memoria de uno de los poemarios que más me han marcado en los últimos años.

"Al pie de la letra" aborda de una manera singular el mundo de la enseñanza media, el desahogo de los padres, el interés y desinterés del alumnado, el sistema educativo, los exámenes, las vacaciones, el amor, las ausencias... ¡Qué gran lirismo puede existir para abordar tema tan urbano! Víctor Jiménez lo consigue de una forma sencilla. Él, tan conocedor del asunto, saca su rebeldía y la manifiesta, su desilusión, pero su ilusión al mismo tiempo, su derrota y su esperanza, el tiempo ido, los amigos perdidos, quedando al final, como balance, la amistad, el amor y la poesía.

Recomiendo a aquellos amantes de la Poesía con mayúsculas, la búsqueda urgente de este libro recién salido del horno de Víctor Jiménez, pan candeal, crujiente, que hay que probar si queremos seguir diciendo que al pueblo sólo son capaces de cambiarlo los poetas. Valga como ejemplo esta extraordinaria joya:


LA NOTICIA 


Hoy, como de costumbre, 
has abierto el diario 
para asomarte a la ventana 
y ver, en tránsito, 
cómo pasa la vida, la ciudad y los días, 
cruzar las dos orillas y volver, 
una vez más, la esquina 
de estos tiempos modernos… 
Y, de repente, en frío, la noticia 
con nombre y apellidos: 
un nuevo miembro de la red 
ha sido detenido. 
En prisión preventiva el implicado… 
Y no comprendes cómo aquel muchacho, 
educado y formal y querido por todos 
sus compañeros y sus profesores, 
aquel joven sencillo 
que soñaba verónicas y lances 
en el albero de La Maestranza 
ha podido caer 
en ese ruedo oscuro corneado 
por el toro más negro y astifino, 
un toro que no pasta en las dehesas, 
que crece en las cloacas de todas las ciudades. 
Y te duele su herida como propia. 
Y esperas que sea limpia la cornada 
y vuelva pronto de la enfermería, 
estoque en mano, para darle muerte. 

Víctor Jiménez

No hay comentarios:

Publicar un comentario