jueves, 11 de agosto de 2011

DESDE MI TORRE: MORAÍTO PONE LUTO A LA GUITARRA


No, no hay luto hoy solamente en el barrio de Santiago de Jerez, sino en todos los rincones donde la música habite. Luto desde el Cabo de Gata a Ayamonte. Luto por las callejuelas rancias de una Triana perdida, por Santa María y el barrio de La Viña, por San Lorenzo y la Axerquía cordobesa, por el Albaicín granaíno, por La Chanca de Almería, por la calle Maestra de Jaén, por El Palo malagueño y por El Conquero de Huelva. Se han roto, hoy, todas las cuerdas de la guitarras del mundo. Mudos se han quedado el bordón y la prima, y el diapasón, tan lleno de cascadas, se ha quedado sediento de las aguas que lo alimentaban.
Ha muerto, en plena madurez, manos de mago en corazón de niño, Manuel Moreno Junquera, gazpacho de estirpe musical desde que a través de su padre y de su tío, "Los Morao", aprendió a utilizar la receta de los condimentos necesarios para que por medio de sus manos todo el mundo se nos llenara de músicas. Nos alegró y nos hizo bailar con las interpretaciones estilísticas -más rápidas que el fuego- por medio de las bulerías; nos hacía filosofar en su toque recio por la soleá más profunda; y nos hería siempre, de muerte, como debe ser, cuando el toque de campanario de unas seguiriyas nos envolvían en un sonido de muerte que nos llevaban al ay más profundo.
Lo vi por última vez bordando este palo en el espectáculo que Poveda ofreció en la Real Maestranza de Sevilla, en el pasado año, con motivo del pórtico de su Bienal. Pero lo he presentado muchas veces, más de las que recuerdo, y hemos venteado en medio del camino, y hemos sabido del arte, del fracaso y de la soledad conjunta...
Manuel, otro artista que se nos ha ido en plena madurez con cara de niño-viejo, sabio en el dominio de ese instrumento que nos levanta los vellos de la epidermis, Manuel, "Moraíto Chico", de siempre y para siempre un artista grande. ¡Descanse en paz quien nos deja huérfanos de tanta melodía sublime! Hoy, una vez más, Dios ha querido manchar de luto nuestro corazón.

2 comentarios:

  1. Precioso y necesario homenaje. ¡Que Dios lo tenga en su gloria!

    ResponderEliminar
  2. Genial guitarrista y mejor persona. Dios ya lo tendrá en el cielo de los flamencos.

    ResponderEliminar