lunes, 11 de julio de 2011

MI PALABRA: EL RELOJ (2)


CASI ANTEAYER

Casi anteayer, casi anteayer tenía
de blanco el corazón, viva la risa. 
Tu reloj no miraba, no había prisa
porque la vida me pertenecía

desde el corral de la nacencia mía
hasta el beso materno que era brisa
al dormirme, soñando en la precisa
boca que me lo daba y que sentía.

No miraba tu amargo minutero,
jamás quise saber por qué tus flechas
ni supe del correr de tu latido

hasta que me hice viejo y veo, certero,
que se agotaban a compás las fechas
y que me sabe a poco lo vivido.

Emilio Jiménez Díaz

6 comentarios:

  1. La primera vez que oí hablar de Whitman fue en la película “El club de los poetas muertos”, en ella se hace alusión a muchos de sus poemas y pensamientos:

    “¡…vivir un poema de nuevas alegrías, siempre!
    ¡Danzar, aplaudir, exultar, gritar, saltar,
    brincar, seguir viviendo, seguir flotando!
    Ser marinero del mundo, en dirección a todos los puertos.
    Ser un barco (mirad las velas que extiendo al sol y al aire).
    Un barco desbordante y raudo,
    lleno de palabras ricas, lleno de alegrías.”

    Carpe Diem, Emilio!!

    ResponderEliminar
  2. ¡Bienvenida seas a la vieja casa!
    No siempre fue Whitman la alegría de la huerta. Quien la cultiva se expone a que en algunas ocasiones el pedrisco se lleve la cosecha. Es entonces cuando sale la voz triste del poeta. No son siempre los tiempos regulares...

    ResponderEliminar
  3. No, no siempre lo fue, pero me quedo con los mensajes que en la película ( mi favorita ) se lanzaban sobre vivir el momento.

    La melancolía usualmente engrandece la belleza de la poesía de un poeta. El poema es una maravilla.

    ResponderEliminar
  4. Son rachas. Eso se puede comprobar con mucha facilidad cuando lees la antología de un poeta, qué rápidamente se pasa de la pena a la alegría, o al contrario.

    ResponderEliminar
  5. Magnifico ese reamte, Emilio. Cuando joven, escuchaba las canciones de Pink Floyd. Casi nunca sabía lo que decían, hasta que me fui soltando un poco en Shakesperiano, y una de ellas,se refiere, también, al tiempo. TIME.

    ERES JOVEN Y LA VIDA ES LARGA Y
    HOY HAY TIEMPO QUE MATAR
    Y LUEGO TE DAS CUENTA UN DÍA DE
    QUE TIENES DIEZ AÑOS MÁS TRAS DE TI
    NADIE TE DIJO CUANDO CORRER,
    LLEGASTE TARDE AL DISPARO DE SALIDA.

    Por cierto, como dicen en Triana, vieja, la ropa. Saludos. José Luis Tirado.

    ResponderEliminar
  6. Gracias por el piropo. El tiempo es el gran problema del hombre desde la nacencia hasta la muerte, el mandamás que nos hace sentirnos finito indicándonos que aquí estamos de paso.

    ResponderEliminar