sábado, 9 de abril de 2011

YA HUELE A SEMANA SANTA: RAMÓN CUÉ (9)


PORQUE PASA LA AMARGURA

Porque pasa la Amargura
han sacado a la cancela
las Hermanas de la Cruz
sus jarras con azucenas.
Porque pasa la Amargura
y se ha de parar a verlas...

Pasará a la madrugada
y ellas la esperan ya en vela,
blancas vírgenes prudentes
con sus jarras de azucenas.
Ya barrieron el umbral
con una escobita nueva,
y lo fregaron con agua
de rosas y yerbabuena,
porque se asome la Virgen
en ese espejo y se vea...

Pasará a la madrugada,
y la campanita alerta
repicará cuando llegue;
y habrá un aleteo de puertas,
un repique de rosarios
sobre sayas de estameña,
un zureo de palomas
rubias por las escaleras,
un vuelo de tocas blancas
-vendaval de primavera-,
un blando desfile mudo
que sale por la cancela...
y un racimo de Hermanitas
que se arrodilla en espera,
con sus alpargatas pobres
y sus jarras de azucenas...

La Amargura trae claveles
mustios de sol y de pena;
ellas en la madrugada
le van a dar flores frescas.
Allí están, en un arriate;
las azucenas, ¡son ellas!
¡En las jarras de sus cuerpos
tocas blancas y pureza!

La Virgen las ve entre lágrimas,
ellas mudas la contemplan.
Hay un silencio en la brisa
de la madrugada fresca,
y un diálogo de las vírgenes
con la Virgen se destrenza...

Diálogo de cristal blanco,
diálogo de nieves y seda.
Diálogo de anunciaciones,
¡quién lo oyera!
Hablas, Virgen, con las vírgenes;
San Juan virgen, lo contempla...

-----

Pasó y se fue la Amargura...
Ellas vuelven a sus celdas...
¡Pasó con claveles mustios
y lleva azucenas nuevas!...


Padre Ramón Cué, S.J.
"Como llora Sevilla"
(1947)
Ilustración: Ignacio Cortés

No hay comentarios:

Publicar un comentario