sábado, 9 de abril de 2011

CANCIONES POR NUESTRAS VIDAS: LA ÉPOCA DEL ALUVIÓN (132)

JOSÉ GUARDIOLA Y SU HIJA ROSA MARY
Una canción anodina y más bien ñoña, interpretada por el cantante catalán José Guardiola y su hija Rosa María, se hizo famosísima en aquellos años de le década, hasta el punto de que al cantante se le ofreció ser el representante de España, al año siguiente, del Festival de Eurovisión. Esta canción, originaria de Francia, tiene letra y música de Chabrier y Moutet, siendo adaptada para nuestra lengua por C. Mapel. La canción en cuestión, que todos recordarán, se titulaba "Dí, papá" (1962), y decía así: 

Lalala lalala lalala. / Lalala lalala lalala. / Di papá dónde está el buen Dios, / dímelo, dímelo, di papá. / Di papá dónde está el buen Dios, / dímelo, dímelo, di papá. / Pues sí, corazón, sé donde está, / puede estar en ti y en mí, / Él está en cualquier lugar. / Pues sí, corazón, yo sí lo vi / en el monte y en el mar / y en la rosa de tu jardín. / Ah, sí. / Dí papá, ¿yo podré ver a Dios? / Dímelo, dímelo, di papá. / Dí papa, ¿yo podré ver a Dios? / Dímelo, dímelo, di papá. / Pues sí, corazón, si lo verás, / cuando adores a mamá / y obedezca a papá. / Pues sí, corazón, sí lo verás / cuando aprendas a rezar / y lo llames con ansiedad. / Ah, sí. / Oh, papá, hoy por fin conocí / el buen Dios que me hará tan feliz. / Es verdad, corazón, sin pensar / te enseñé donde está la verdad. / La verdad. / Lalala lalala lalala. / Lalala lalala lalala...

Continuaban las actuaciones de un Julio Iglesias que estaba tomando su sitio entre tantos competidores,  y le viene su primer gran éxito con una composición suya en letra y música titulada "La vida sigue igual" (1968), con la que gana el primer premio en el Festival Internacional de la Canción de Benidorm y logra grabar su primer disco en la firma Columbia. Esta canción se llevaría al cine en una película autobiográfica del mismo título de la canción, dirigida por Eugenio Martín en 1969, y con la compañía de Andrés Pajares, Charo López y Florinda Chica, entre otros. La letra del bolero era la siguiente:

Unos que nacen otros moriran, / unos que ríen otros llorarán. / Agua sin cauce, río sin mar, / penas y glorias, guerras y paz. / Siempre hay porque vivir / porque luchar. / Siempre hay por quien sufrir / y a quien amar. / Al final, las obras quedan, / las gentes se van. / Otros que vienen las continuarán. / La vida sigue igual. / Pocos amigos que son de verdad, / cuántos te halagan si triunfando estás. / Y si fracasas bien comprenderás. / Los buenos quedan los demás se van. / Siempre hay por qué vivir, / por qué luchar. / Siempre hay por quien sufrir / y a quien amar. / Al final las obras quedan / las gentes se van, / otros que vienen las continuarán. / La vida sigue igual.

Un chachachá que se escuchó muchisimo en el año final de esta década que estamos recorriendo fue "Cuéntame" (1970), que se hiciera famoso en Cuba en la voz de Juan Formell, creador y director de la gran orquesta "Los Van Van". Reversionada muchas veces, una versión actualizada nos la ofrece Rosario Flores. La letra de seguro que la recuerdan, así como la música rítmica:

Cuéntame que te pasó. / Cuéntame que te pasó. / Estaba yo allí en la playa / recogiendo las yaguaritas / y vino una avispita y me picó, ¡ay ay! / Cuéntame que te pasó. / Cuéntame que te pasó. / Yo me saqué la lotería, / contento me fui de romería, / y fue allí donde el dinero se perdió, / pero el gachí se lo llevó, ¡ay ay ay! / Pau, Pau, Ay Triqui, Pau Pau, / Pau Pau, Triqui Triqui, Pau Pau, / Pau Pau, Ay Triqui, Pau Pau, / Pau Pau, Triqui Triqui, Pau Pau. / Cuéntame que te pasó. / Cuéntame que te pasó. / Estaba allí en la playa / recogiendo mis yaguaritas / y vino una avispita y me picó, ¡ay ay! / Cuéntame que te pasó. / Yo me saqué la lotería, / contento me fui de romería / y fue allí donde el dinero se perdió, / pero el gachí se lo llevó, ¡ay ay ay! / Pau, Pau, Ay Triqui, Pau Pau, / Pau Pau, Triqui Triqui, Pau Pau / Yjoba, Yjoba eh……Yjoba, Yjoba eh. / Yjoba, Yjoba eh…. …Yjoba, Yjoba eh. / Cuéntame que te pasó. / Cuéntame que te pasó. / Cuéntame que te pasó. / Cuéntame que te pasó...


LOS PANCHOS
Una samba se haría muy famosa por aquellos años en nuestro país con letra de Hugo Blanco y música de éste y de José Manzo. "Moliendo café" fue una de las canciones más escuchadas y repetidas por su forma pegadiza, y ha sido cantada por "Los Panchos", Julio Iglesias, José Luis Rodríguez, Los TNT, Azúcar Moreno, Ricardo Moreno y Carlos Baute, entre otros. ¿Recuerdan la letra?:

Cuando la tarde languidece / renacen las sombras. / Y en su quietud los cafetales / parecen decir / esa triste canción de amor / de la vieja molienda / que en el letargo de la noche / se deja sentir. / Una pena de amor, una tristeza, / lleva el sambo Manuel en su amargura. / Pasa incansable la noche / moliendo café.


¿Cuántas versiones habrá tenido el tema "La luna y el toro", que se escuchaba en todas las emisoras el año 1965? Con letra de Sarmiento y música del compositor cordobés Carlos Castellanos, esta canción la hizo muy popular la cantante y actriz trianera Micaela Rodríguez Cuesta, más conocida simplemente como "Mikaela":
MIKAELA

La luna se está peinando / en los espejos del río, / y un toro la está mirando / entre la jara escondío. / Cuando llega la alegre mañana / y la luna se escapa del río / el torito se mete en el agua /embistiendo, al ver que se ha ido. // Y ese toro enamorado de la luna / que abandona por la noche la maná, / es pintao de amapola y aceituna / y le puso Campanero el mayoral. / Los Romeros de los montes / le besan la frente, / las estrellas de los cielos / lo bañan de plata. / Y el torito que es bravío, / de casta valiente, / abanicos de colores / parecen sus patas. // La luna viene esta noche / con una bata de cola / y un toro la está mirando / entre la jara y la sombra. / Y en la cara del agua del río / donde duerme la luna lunera /el torito celoso perdío / la vigila como un centinela. // Y ese toro enamorado de la luna / que abandona por la noche la maná, / es pintao de amapola y aceituna / y le puso Campanero el mayoral. / Los romeros de los montes / le besan la frente, / las estrellas de los cielos / lo bañan de plata. / Y el torito que es bravío, / de casta valiente, / el rocío de las flores / le lava la cara. / El rocío de las flores / le lava la cara.

Atento siempre, Emilio "El Moro" estuvo pendiente de hacer de este éxito una de sus parodias singulares. Y así de cachonda le salió:

La luna se está peinando / entre las cañas del río / y un pavo la está mirando / en una charca metío. / Cuando llegue la triste mañana / que la luna se marcha del río / el pavito se da cuenta entonces / que se estaba quedando arrecio. // Este pavo enamorao de la luna / que de noche canta triste / Cla, Cla, Cla, Cla, / cuando cierran todos los barcos a la una / con su llanto a nadie deja descansar. / Los vecinos del poblao se despiertan / y lo buscan con estacas preparaos. / Si lo cogen, ese no lo cuenta, / ese pavo de la luna enamorao. // La luna viene esta noche / con una bata teñía / y el pavo de estar en el agua / ha cogido una pulmonía. / En los baches de la carretera / donde caben tres o cuatro elefantes / se ha metío la luna lunera / con el pavo y quieren casarse. // Ese pavo enamorao de la luna / que una mula le ha pegao una patá, / con los ojos como huesos de aceituna / y le ha puesto campanario el Mayoral. / Los romeros de los montes / le arañan la frente, / los chiquillos lo persiguen con una alpargata, / y el pavito que es bravío y muy inteligente, / dos varillas de paraguas / parecen sus patas. / Y una vaca distraída / le pisa la cara.


Pues con esta composición surrealista del gran Emilio "El Moro", nos despedimos hasta mañana.

2 comentarios:

  1. No puede ser más completa esta entrega. Las dos primeras canciones podrían competir en un campeonato de sosería: lo de Julito Iglesias es el más claro ejemplo de cómo se puede fabricar una estrella de la canción con mínimas facultades y un sólo perfil, y sobre papá y la nena lo que tú dices, Emilio: ñoñería suma.
    El chachachá y la samba anima la cosa para que, inmediatamente, la imagen de una de las bellezas más exhuberantes de la copla (¡qué maravilla de paisana!) resulte una portada descolocada... ¿Y tu tocayo?, ¡qué gracia! El más triste en la peor situación tiene que partirse de risa con sus letras. Entrega más que sugerente y completa, ya digo...

    ResponderEliminar
  2. Se encuentra uno con muchas alegrías revisando las antiguas fichas. Por supuesto que mi tocayo no puede faltar con sus parodias en estos recuerdos.

    ResponderEliminar