domingo, 30 de enero de 2011

BUENOS DÍAS, SEÑORA ALCALDESA: EL DÍA SIN COCHES


El 22 de septiembre,
aunque le duelan los callos,
sea usted buen ciudadano
y vaya al trabajo andando,
como dice la alcaldesa
en un larguísimo bando.

El 22 de septiembre
deje su coche aparcado
en la puerta de su casa
y vaya al trabajo andando,
que esto de ser europeos
es decir: ordeno y mando.

Si usted vive en Almodóvar,
pero aquí tiene el trabajo,
coja carretera adelante
y vaya al trabajo andando,
que lo dice la alcaldesa
por nuestro bien vigilando.

El 22 de septiembre,
usted, sufrido paisano,
contribuya al bienestar
y vaya al trabajo andando,
que lo dice doña Rosa
para no gastar asfalto.

Si usted vive en Carcabuey
y viene a hacer un mandado,
deje el coche en Carcabuey
y venga al mandado andando,
y así será usted un hombre
europeo y educado.

El 22 de septiembre
deje en la puerta su auto,
y aunque usted vaya a Madrid
con tres maletas cargados,
vaya a la estación del AVE,
pasito a paso y andando.

Si hacemos lo que Aguilar
dice en su célebre bando,
ya por fin somos de Europa,
aunque los peor pagados,
mas lo dice la alcaldesa:
andando, andando y andando.

El 22 de septiembre,
sus botines ajustados,
calcetines de deportes,
y vaya al trabajo andando
porque le quita el estrés…
mañana será el escuatro.

Aquí hay día para todo
con ese ”sin” demoníaco:
el día del sin alcohol,
el día del sin tabaco,
el día del sin café,
el día del sin gazpacho.

¿Mas cuándo llegará el día,
y no soy apocalíptico,
el que toda Europa clame
por un día sin políticos?
Esperando y esperando,
el 22 de septiembre
toda Europa andando, andando.

Pues no le hago caso al bando
porque no me da la gana
y voy a prestar mis tres coches
desde esa misma mañana…
y que ande la alcaldesa
que está de canillas tiesa.

El 22 de septiembre,
mis muy queridos paisanos,
cojan sus coches tranquilos,
y acudan a sus trabajos,
y andando, andando y andando
de Priego al ayuntamiento,
que lo haga doña Rosa
para darnos buen ejemplo.

Espero que llegue el día
de ayudar a los obreros,
que cobran sueldos de mierda
por trabajo tan intenso.
Y de esta forma: ordenando,
que Rosa nos firme un bando.

Espero que llegue el día
de la justicia social
y que diga la alcaldesa
que este bando es de verdad.
Señora Aguilar Rivero
¿Hará usted algún día un bando
que defienda a los obreros?

Espero que llegue el día
de Palmeras y Moreras,
que se meta usted de lleno
donde habita la miseria.
Entonces sí que este pueblo
sus bandos nos creeremos.

Del 22 de septiembre,
segundo día de otoño,
día sin coche en Europa,
a solas si quiere hablamos.
¡Métase el bando en el... moño,
porque somos africanos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada