domingo, 25 de julio de 2010

AMOR ENTRE MAR Y PIEDRA: PAISAJE Y AUSENCIA

PAISAJE Y AUSENCIA

Tendida, como un lagarto,
duerme su dulzura entera
arrullando sus fronteras
un cielo de azul cobalto.

Mis ojos, de salto en salto,
se posan sobre su cuerpo
-senos de espiga y de huerto
que me elevan a su altura-.
Y frente a tanta hermosura
parecen mis ojos muertos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada