domingo, 25 de abril de 2010

DESDE MI TORRE: ¡A QUE NOS QUEAMOS EN SEGUNDA!

Manque usté los marque con otros deos, esos son los dátiles que nos ha endiñao hoy el Ércules, y en nuestro propio campo, que ende que le quitaron er nombre de Billamarín, don Venito, tiene menos porvení quer Monteseirín como arcarde. Tres, jezos han sío, tres, como Quintero, León y Quiroga, como Gitanillo Manolete y Arruza, como los tres banderilleros en er redondé, como Melchó, Gaspá y Bartasá, como la Pinta, la Niña y la Santa María, que es a la que nos encomendamos tó los días pá vé si gana er Betis aunque sea jugando a los furbolines.

¿Pero a usté no le da vergüenza tené a este equipo que tiene menos gas que los sifones der Progreso y que la antigua fábrica der Tiro de Línea? ¿Será posible que usté, tan listo pá otras cozas no se dé cuenta de que estos tíos van andando y son más paraos quer caballo de un retratista o un reló de caramelo? ¡Los disgustos que usté me está endiñando a mí, a mi padre, y al padre de mi padre, que es mi agüelo, no tiene nombre! ¡Tós los domingos le tengo que poné a los pobres la pastilla endebajo de la lengua en vé de darle una Cruzcampo y una sarchicha, como está mandao!

Tanto presumí de equipo, tanto presumí, y tenemos peó equipo quer gobierno, que ya es dezí. Capi y los diez batatos más deberían viví en la calle Conde de Barajas, pá que estén cerquita de las funerarias, porque están más muertos que er Romeo y Julieta o como se yamen.

Y a vé si se quita de una puñetera vez ese escudo de mis entrañas que lleva usté en la zolapa de esa chaqueta que parece del vocalista de la Orqueta Topolino, y se pone una mierda de jezas que venden en la casa er corcho de José Gestoso. ¡Jezo es lo que usté se merece, don Manué, Maoliyo o Mané ná más! ¡Como nos queémos en zegunda, que nos vamos a queá, se la van a poné de verdá, de un labriego bético de Los Palacios que las borda, de las morcillas que se come, al pie de los olivos!

¡Bende ya, coño, bende! ¡Deja que entre sangre nueva en el Betis de mis entretelas; que haya un prezidente con clase y no como tú, que tié menos clases que la miguilla don Arturo; que se fiche a jugadores y a esos cristobitas los tiren por er barcón del Fraile de Despeñaperros; que...! Me voy a cayá porque soy bético de los de ley, y no como tú, don Manué de pega, Maoliyo de los huevos, que tienes más pleitos en lo arto que estos políticos de la nueba democracia que se lo están llevando tan calentito como tú, pero con más arte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada