lunes, 18 de septiembre de 2017

DESDE MI TORRE: LA BANDERA DE PADILLA


Al gran torero jerezano Juan José Padilla le están dando la del tigre por aquello de haberse enfundado en una bandera de España preconstitucional que alguien le lanzó al ruedo, tras una excelente faena, en la plaza de la jeniennse Villacarrillo. El torero, como el que coge una bota de vino y prueba un trago para cumplir con el aficionado, y el ramo de flores de una dama, o el sombrero de un forofo, se la echó a la espalda y dio la vuelta al ruedo, sin fijarse que la insignia llevaba estampada la imagen del llamado "pollo" franquista. La que se ha liado. Lo de Cataluña se queda corto con lo que le han formado al jerezano, un torero genial -y con dos pares de huevos-que no se adornó adrede nuestra bandera con el águila de otros tiempos.

En esta imagen lleva la bandera constitucional y la que le inventó el pueblo, la pirata, tras el grave percance que sufrió en la plaza de Zaragoza el 7 de octubre de 2011, y que inventaron para él los aficionados de Pamplona. ¿Y pasa algo porque sin querer se enfundase la preconstitucional, bandera que juramos muchos españoles de mi edad cuando hicimos el servicio militar? Vivimos, desgraciadamente, en un país de locos en el que sólo existe el blanco y el negro, la derecha o la izquierda, un país en el que no se sabe dialogar, en el que las referencias se rompen, en  el que no se sabe convivir si no es con el enfrentamiento. ¡Cosas!

No hay comentarios:

Publicar un comentario