martes, 8 de enero de 2013

MI FOTO DE CADA DÍA: LA HISPANO AVIACIÓN


En muchas ocasiones, cuando yo vivía en la barriada trianera de "El Tardón", levantada en los terrenos del llamado "Cortijo del Aceitero", y cuando me encaminaba por la calle San Jacinto a la Cava de los Civiles para  asistir a mis clases del colegio José María Izquierdo (también llamado Procurador por hacer esquina con esa calle), o volvía de nuevo a casa, pude observar esta imagen, más o menos parecida, aunque en la fachada, y con la misma tipografía, podía leerse: La Hispano Aviación, S.A.

Recuerdo ver salir por esa misma puerta cuerpos completos de aviones y, casi de esta guisa, las alas en un remolque, que más tarde se montaban en el gran hangar de San Pablo. Para los chiquillos de esa época aquello era un espectáculo gratuito. Me parece que fue ayer cuando con nuestros babys de crudillo nos apostábamos en sus puertas y disfrutábamos de lo lindo. Una de las cosas que más nos llamaba la atención, no sólo a los chavales, sino también a los mayores, era el estruendoso sonar de la sirena de la factoría, zumbido estridente que se colaba por toda Triana. Por aquel tiempo, corría un chiste que me contaba mi padre y que, al parecer, era muy popular en el barrio. Todos los días llamaba un hombre, casi a la misma hora, a la centralita telefónica trianera de la plaza del Altozano preguntando a la operadora qué hora era. Así un día, y otro, y otro. Cansada ya la muchacha, un día le dijo que por qué llamaba diariamente pidiendo esa información; a lo que el hombre le dijo que era el encargado de poner en marcha el automatismo de la sirena de la Hispano Aviación. A lo que la operadora respondió, muerta de risa: -Pues entonces me parece que la hemos liado, porque nosotros ponemos en hora el reloj de Telefónica por la sirena de la Hispano.

Desde 1918 a 1943, en que fue seminacionalizada, dando lugar a la Hispano Aviación, se llamó Hispano Suiza -rótulo que vemos en la fotografía-, que cerró sus puertas entre los años 1972-1973. De esta fábrica de la calle San Jacinto 102-106, salieron importantes aviones para la historia aeronáutica, de la que Sevilla fue pionera, como los cazas "Messerschmitt", el HA-100, bautizado como "Triana", y que voló por primera vez el día de Nuestra Señora de Loreto de 1953, y el primer aviación a reacción fabricado en España: el HA-200, más conocido como "Saeta", que tuvo su bautizo de vuelo el día 12 de agosto de 1955. Andando el tiempo, y cuando hice mi servicio militar en las pistas de la Base Aérea de Morón de la Frontera, en 1970, recuerdo con nostalgia que, al menos, había un "Saeta" al que en muchas ocasiones cargué de combustible y oxígeno. Yo le decía con orgullo a mis compañeros de "mili": -¡Tíos, fabricado en mi barrio!

La Hispano Aviación, junto a las muchas manufacturas de aceitunas y a las aún boyantes cerámicas, más los hornos ladrilleros de la Vega y Las Erillas, y la cercana Cartuja, daban un tono muy industrial al barrio y ocupaba mucha mano de obra. En el lugar de la factoría, respetando -menos mal- la fachada, se levantó una horrible barriada que cuenta con un centro cívico y un polideportivo cubierto. Se desperdició, una vez más, una ocasión de oro para haber hecho un jardín interior en Triana, con una muestra de los ejemplares salidos de la fábrica, más de 15 modelos, y el teatro o auditorio que el arrabal trianero tanto necesita. Pudo más la especulación que el sentido común, y es que nuestros políticos sólo tienen la justa inteligencia para arrear pavos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario