lunes, 7 de enero de 2013

HUMOR DEL AÑO INNOMBRABLE (7)

Hoy sigo teniendo la resaca de los Reyes Magos, el cansancio al que me han llevado mis nietos y la felicidad de compartir con ellos sus ilusiones. Cuando he llegado a Córdoba, mi hermosa ciudad de acogida, pero tan lejana a mi barrio de nacencia, he echado mi vista atrás y no me he sentido capaz de escribir algo que pudiera ser más importante que el de mi visita a mi gente. Pero el humor no se puede perder. Al menos, para gozar de un cita cotidiana con vosotros, que siempre aflore la sonrisa en vuestros labios con esas gotitas de humor que anidan en la red y que muchos de vosotros, lectores de esta página, tenéis la gentileza de enviarme.

Como la mayoría de los días, aunque algunas veces se señalan en la propia viñeta, no sé a quién o quiénes corresponde las ocurrencias y la ilustración. Mas desde aquí vayan para todos ellos mis felicidades: para los creadores y para los que tienen la suma paciencia de archivarlas y enviármelas con el objeto de su difusión y de hacernos más felices.


2 comentarios:

  1. ¡Ay, esto está sembrao, Emilio!

    Este toque de buen humor, nos viene estupendo para encarar el camino del nuevo año.
    Un saludín

    ResponderEliminar
  2. Es una maravilla de un tal "Enrique", al que le doy las gracias.
    Muchos de estos chistes me los envía mi hermana, mi amiga María Reyes y mi gran amiga poeta, María Sanz. Puedo tener miles, pero me gustan los nuevos por su frescura y actualidad. Son geniales. Espero que alguna vez, en las páginas de prensa, se haga un homenaje a estos maestros, más o menos anónimos, que nos hacen aflorar una sonrisa en los labios en estos años de tristeza, como hacía "La Codorniz" en los años de posguerra.

    ResponderEliminar