domingo, 6 de enero de 2013

DESDE MI TORRE: MI DESCANSO POR REYES


Hoy me van a permitir que todo el día esté dedicado a estos niños, a mis nietos, que si siempre son felices un día cualquiera, imagínense el día grande de sus ilusiones, cuando sus Reyes Magos le han llenado de regalos. Hoy, desde antes del amanecer, ya me llenarán de gritos, de emociones, de ojos abiertos como almendras..., pero también me harán montarles juguetes imposibles, explicarles máquinas modernas que yo no domino, jugar con ellos hasta caer abatido en el sillón de la casa. Pero es su día mayor, el más grande del año, y su abuelo Emilio, como un juguete más, es el que tiene que ponerse las pilas, aunque después llegue de vuelta a Córdoba pidiendo cita a mi médico de cabecera, o de familia, como se llama ahora.

Espero que los "Reyes" hayan sido generosos con todos ustedes y, al menos, en un sobre cerrado, se hayan encontrado un mensaje de Esperanza para este año tan innombrable. ¡Felicidades a todos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario