martes, 13 de noviembre de 2012

DESDE MI TORRE: ¡OJÚ, MARTES Y TRECE!


Como están las cosas, que ya cualquier día de la semana es pésimo para millones de españoles, este día debería ser borrado del calendario por Decreto Ley con carácter de urgencia. Está bueno el patio entre el "paripé" de ayer sobre los desahucios y la huelga general de mañana como para aguantar sin miedo el día de hoy. En España ponemos ahora mismo un circo -aunque nuestro país es un auténtico circo- y nos crecen los enanos, el trapecista se cae fuera de la red, al malabarista se le destrozan los bolos y no da una al derecho, y los payasos hacen tan poquísima gracia que no saben si echarse a llorar de pena o suicidarse como Larra. Para colmo, se incendia la carpa. España es hoy por hoy, junto a las andarrías caravanas de Grecia y Portugal, el "mayor espectáculo del mundo", pero con un director de pista gallego que no sabe dónde esconderse, que no grita el célebre grito de bienvenida al reino de la ilusión, con unos músicos, llamados ministros, que desafinan siempre, y con miles de ayudantes que roban diariamente el dinero del taquillaje.

Las cosas andan de mal en peor por la pista circense de nuestro país. Ni siquiera puede arreglar algo el ilusionista porque al pueblo ya le han robado todas las ilusiones, aunque aún tienen estos empresarios del Poder más ases en la manga para quitarnos las mínimas que aún podamos tener cuando se diluciden las elecciones catalanas. Y tan mal anda todo en este desastroso espectáculo que el Gobierno se pone de parte de los más ricos haciendo imposible la Justicia para los más necesitados con la subida de las tasas judiciales; que el Ministro del Interior va a obligar a la policía a participar en los desahucios, aunque muchos de sus miembros quieren negarse por objeción de conciencia, a pesar de estar considerada como derecho fundamental; que algunos miembros eclesiásticos rezan por los desahuciados pero los echan de los templos cuando en ellos se refugian estas familias; que siguen en la calle los ladrones y en las cárceles los pobres de solemnidad; que la banca se ha convertido en guillotina ejecutora; que...

No sabemos qué pasará mañana en esa sinrazón de la Huelga General que convocan dos sindicatos en nombre de dos  millonarios de nuestro país: Toxo y Méndez, o Méndez y Toxo, que tanto monta uno como otro. Van a ir los parados y los jubilados a pasearse por esta pista, a gritar consignas establecidas y a enseñar banderas, como en el Circo Americano de mi niñez. ¿Qué trabajador va a asistir a la huelga, jugándose el puesto. tal como están las condiciones laborales después de la reforma del Jefe de Pista?

Por si las moscas, hoy procuren no salir a la calle, no tener un gato negro al lado, no derramar sal, no abrir un paragüas, no dejarse unas tijeras abiertas sobre la encimera de la cocina, no pasar por debajo de una escalera, no encontrarse ni con un bizco ni con un tuerto, un cojo o un jorobado... ¡Háganme caso! Y mañana, aunque miércoles, por aquello de que todos los santos tienen novena, quédense también en casa y mediten de qué manera podríamos tirar a nuestro Jefe de Pista a la jaula de los leones. No creo que nadie note que hay un gallego menos.

4 comentarios:

  1. Nada que añadir, tu símil con el mundo circense lo dice todo. Solo diré una cosa: ¡¡¡¡¡¡A LOS LEONES CON ELLOS!!!!!! Con TODOS, el primero por supuesto el Jefe de Pista.

    ResponderEliminar
  2. ¡Lagarto, lagarto con este día, aunque todos los días son martes 13 como sigamos así. Al Jefe de Pista yo ya lo tiré a los leones hace tiempo. Me gustaban más los Hermanos Tonetti del Circo Atlas.

    ResponderEliminar