martes, 18 de septiembre de 2012

LIBROS CON POESÍA: SENTIMIENTOS MÍOS


El poeta, médico, gran aficionado al Flamenco y amigo granadino, avecindado en Cartagena, Fernando Lastra Sánchez, tristemente desaparecido, nos dejó este libro de poemas varios en un volumen dividido en cuatro partes: "Por este Sureste", "Reflexiones", "En el mundo del Flamenco" y "Miscelánea". Lo recuerdo escribiendo en servilletas de bares, en papeles de periódicos, en una libretita pequeña que siempre llevaba en su bolsillo. Cantaba ciertamente bien, acompañándose él mismo a la guitarra, y componía fandangos y habaneras con una facilidad asombrosa. Como ilustración, he elegido este poema que dedica a la bailaora trianera Milagros Mengíbar.


MILAGROS MENGÍBAR

La guitarra suena.
El cante se queja.
El tiempo parado.
La bata de cola
humilde y serena.

Un hueco de sombras
con luz indirecta,
y un par de claveles
sobre su cabeza-

Un cuerpo de diosa
ligero y alado.
El alma en un puño.
Los ojos cerrados.

Silencio y atentos
que baila Milagros.



Autor: Fernando Lastra Sánchez
Edita: Ayuntamiento de La Unión
Ciudad: Murcia-1997
Páginas: 187
ISBN: 84-921882-2-7
Depósito Legal: MU-1361-1997

4 comentarios:

  1. Muy bonito. Pensaba en anoche, ¡que maravilla de baile, que arte¡ a ese Alberto habría que cantarle aquello de "ese alberto como mola, se merece una ola" y hacerle la ola como se merece. Fantástica noche, inolvidable para mi. Gracias hermano y gracias a los estupendos amigos y compañeros de mesa de los que por cierto no me pude despedir. Un abrazo Angel, Saluqui.....

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Esperanza. Lo pasamos muy bien; son momentos en que se estrechan los lazos de afecto con los que se comparten. Las salidas de estos actos, con tanta gente conocida, son siempre un poco caóticas, así que no tiene importancia porque, además, estamos en grato contacto. Y a repetirlo cuanto antes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso: QUE SE REPITA, QUE SE REPITA... Ya le he dicho a Emilio que me tiene a su disposición como acompañante, secretaria, lo que sea, que aquí estoy yo, que me encanta. Maravilloso entorno (las palmeras muy conseguidas ¿verdad Angel?) el ambiente, el cante y el baile, vosotros, el mundo y su gente del flamenco a la que tanto admiro. No se expresar con palabras lo que me hace sentir el flamenco. Es otro mundo pero, afortunadamente, está en éste. Gracias por una noche tan hermosa. Y Emilio, dentro de su tristeza que se le traslucía, también vivió una bonita jornada.

      Eliminar
  3. Intentaré repetirlo en cualquier otra ocasión porque me sirve de liberación.

    ResponderEliminar