lunes, 10 de septiembre de 2012

GOTITAS DE HUMOR EN LA RED: URDANGARÍN


Ayer recibí por la red estos versos cachondos dedicados a Urdangarín, que vienen sin firma. El poema me vino de la mano del editor sevillano Francisco Javier Sosa. ¡Pena de no saber el nombre del autor!

LA NUEVA POESIA ESPAÑOLA.

Era nuestra Infanta lista;
hoy es la “jeta” y gorrona.
Casó con un deportista
que ha jodido a la Corona,
vascuence y separatista,
y, encima, del Barcelona.

Compró en la Ciudad Condal
una casa en seis millones.
La gente, como es normal,
hacía cavilaciones:
Éste, ¿de dónde cojones?
saca tanto capital?

Cristinita, al parecer,
la distraída se hacía
y fingía no saber
cómo Iñaki lo obtenía.
Si yo digo a mi mujer
que me gasto esa cuantía
conozco lo que va a hacer:
llamar a la policía.

Ahora le van a nombrar
Duque del Cazo al fulano,
que Palma le queda enano
pues apenas hay lugar
para el dinero albergar
en la palma de la mano.

Iñaki, con dos cojones,
iba a las instituciones
y les forzaba a contratos
en base a sus relaciones,
y todos, como pazguatos,
le soltaban los millones
a cambio de garabatos.

Cuando el pagano decía:
¡vaya pasta, vive Dios!,
¿el dinero es para vos?,
Urdangarín no mentía
y, sincero, respondía:
el dinero es para Nóos.

Claro que una “o” sobraba
pues lo que Iñaki no dice
es que el dinero volaba
a la cuenta de Belice
que el matrimonio ocultaba.

Alguien dio el grito de alerta
y el Rey, con mucha cautela,
a Urdangarín le dio puerta
pidiendo a César Alierta
que, lejos de la Zarzuela ,
le hiciera una buena oferta.

Y Alierta, para el amigo,
creó un puesto innecesario.
Estaréis todos conmigo
que ir con sueldo millonario
a Washington no es castigo
¡Es un premio extraordinario!

Para el Duque desleal,
previendo lo que le espera,
fue un premio fin de carrera
porque ha llegado al final
su delincuencia fiscal
y el robarnos la cartera.

¿Le espera al duque prisión?
Creo, sin ser erudito,
que no tendrá tal sanción
pues pasará a este delito
lo que a Botín con Garzón:
que, por milagro, ha prescrito.

La culpa del culebrón
la tiene Doña Sofía
que con falsa progresía
dio muy mala educación
a toda su dinastía;
y los tres, sin excepción
fueron a la vicaría,
en contra de su opinión,
en muy mala compañía.

6 comentarios:

  1. Ja, ja, ja...muy bueno. Me encanta el humor.

    Ia

    ResponderEliminar
  2. Ignoro, como digo, quién es el autor, pero el poema es buenísimo. Yo también me reí cuando lo recibí, Ia.

    ResponderEliminar
  3. A mí me encanta el poema. el tío me molesta soberanamente. No me gustan los ladrones, los detesto.

    ResponderEliminar
  4. Pues vivimos en un pais, en una sociedad, que el que roba solo 2 es porque no puede robar 2.000. Cada cual a su manera, todos o casi todos cogemos lo que no es nuestro, no a esos niveles, pero siempre hemos estado en la cultura del trincar. El que está en un hospital y se lleva lo que le apetece, el de la oficina que aparte del material para sus niños (o para él) se pasa el día utilizando el teléfono para asuntos personales, el que engaña para cobrar una beca sin tener los requisitos, o una subvención, el de la fábrica que utiliza los recursos en su beneficio y un largo etc. y todos con un denominador común: gratis total... para ellos. No se expresarlo bien, pero creo que es algo que llevamos innato. Y encima nos creemos muy listos por hacerlo. Ya se que no es comparable, pero creo que en el fondo de nuestro corazoncito todos tenemos una vena choricera. O casi todos.

    ResponderEliminar
  5. Pero esto no es una vena, es una veta, un filón de mucho cuidado.

    ResponderEliminar