viernes, 31 de agosto de 2012

DELICIAS DEL EROTISMO: ANÓNIMO DEL SIGLO DE ORO


-Mujer, aunque sintáis lo que yo quiero,
de agora para siempre os amonesto
que no os pongáis a punto tan de presto,
ni luego me metáis por el sendero.

Dejádmele buscar a mí primero;
haced como que voz no dais en esto;
haced que como a hombre que es molesto
me deis entrada con semblante fiero.

Si vos de mí sois luego sujetada,
piérdese la mitad de todo el gusto;
no sabe mucho lo que poco cuesta,

y aquello que otras veces a la entrada,
y como dicen, suele entrar muy justo,
entra más flojo que madeja en cesta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada