miércoles, 11 de julio de 2012

MIS MEMORIAS DEL FLAMENCO (18)


Continuando con nuestras pobres memorias del Flamenco, habíamos dejado el tema comentando las distintas distinciones del "Compás del Cante" y quedándonos en la entregada al bailaor alicantino Antonio Gades. La siguiente galardonada fue la cantaora Carmen Linares, formando el Jurado en esa ocasión (1999): José Luis Buendía, Manuel Concha Ruiz, Antonio Fernández "Fosforito", Manuel Herrera Rodas, José Luque Navajas, Juan José Román y un servidor, que actuó como Secretario. El Jurado, una vez más, decidió conceder una Mención Especial, que recayó en el gran pintor y excelente ilustrador Antonio Povedano.


En la décimo séptima edición, otra mujer fue la que consiguió la Distinción. En este caso, una bailaora de tan extraordinario bagaje como Cristina Hoyos. El Jurado estaba compuesto en esta ocasión por Rafael Álvarez Colunga, Manuel Barrios, Juan Peña Aguilar, Juan Peña "El Lebrijano", Juan Manuel Suárez Japón, Rafael Valera Espinosa y yo, actuando tambièn como Secretario con voz y voto.


También en esta edición el Jurado acordó conceder una Mención Especial a una persona muy querida y dadivosa, a Antonio Reina Gómez, propietario de todos los cuadros flamencos de Capuletti, que cedió generosamente para reproducirlos en las carpetas anuales de "El Compás" y que hoy cuelgan enmarcadas en casi todas las peñas flamencas del país.


Siete años tuvieron que pasar para que de nuevo la guitarra fuese la protagonista de la Distinción. Manuel Jiménez Moreno "Morao de Jerez" fue reconocido por el Jurado en el año 2001, en su XVIII edición. Los miembros del Jurado fueron: Onofre López, José Antonio Fernández Cabrera, Antonio García Barbeito, Rafael Guerra Expósito, Mario Maya, Ramón Porras González y yo. En la cena de entrega hubo fiesta de la grande con media Jerez en los salones del Alfonso.





Y mañana, si Dios quiere, un poquito más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario