martes, 15 de mayo de 2012

DESDE MI TORRE: "LA CIUDAD DE LOS NIÑOS... PUDIENTES"


Este fin de semana pasado ha sido abundante en visitas por parte de mis familiares: mi hermana y mi hija con su marido y mis dos nietos, a los que se sumaron el domingo mi hijo Emilio con su mujer. Tras un calor sofocante y después de visitar algún que otro patio cordobés del barrio de San Basilio, patios que gozan merecida fama, los peques nos obligaron a ir a la llamada "Ciudad de los Niños", un recinto al aire libre, en la parte alta de la ciudad, donde los niños se lo pasan en grande, así como los padres y abuelos. Tiene áreas para todas las diversiones, está bien vigilado por diversas cámaras y cuenta con educadores para algunas de las atracciones y para talleres lúdicos.

Pues bien, este parque, inaugurado el 31 de marzo de 2007 por el Ayuntamiento de Córdoba, con la colaboración y participación económica de varias empresas importantes de la ciudad, era una joya para el esparcimiento y diversión de los críos. Pero como, al parecer, en las arcas edilicias no hay dinero ni para folios, al alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto (PP), no se le ha ocurrido otra cosa para lograr patrimonio que poner el parque de pago desde hace unos días, que hay que pasar por taquilla, vaya. Dos euros los adultos y uno los niños. 

En Córdoba, una de las ciudades de nuestro país más castigada por el paro, sin industrias, con un tejido económico en precario, donde cientos de parejas jóvenes se han tenido que ir a vivir con los padres, se comienza a cobrar una tasa en un parque pagado ya de sobras y que fue un regalo para la ciudad. El domingo, a las puertas de la taquilla, los padres no paraban de protestar y algunos se volvían de nuevo a casa acompañados por los llantos de sus hijos. No se ha podido recaudar dinero quitando coches y chóferes oficiales; no se ha podido ahorrar en almuerzos y cenas de los que componen el Consistorio; no se ha podido sacar el dinero que se vaya a recaudar de las grandes superficies comerciales que pueblan la ciudad; no, no, el dinero hay que sacárselo a esos padres y abuelos que no lo tienen por culpa de un diseño de Gobierno que está ya dando demasiados palos de ciego. ¡Qué pena que uno de los pocos logros para el pueblo de Córdoba se haya convertido también en una oficina recaudatoria más! La "Ciudad de los Niños" sigue ahí, en la preciosa loma del Parque Cruz Conde, pero ya no será la ciudad de todos los niños, sino la ciudad elitista de los niños pudientes. ¡País...!


2 comentarios:

  1. Sin embargo sí que tienen dinero para poner una bandera de España es un gran mástil en el Vial Norte. Seguramente la habrán pagado con lo recaudado en el Parque. Ya lo dicen sus siglas: PP (Pa Pagar)

    ResponderEliminar
  2. Cualquier día nos van a cobrar por respirar. ¡Qué poca verguënza tienen todos, los del puño y la rosa, los de la hoz y el martillo y los gaviotos!

    ResponderEliminar