lunes, 16 de abril de 2012

PORTADA DE FERIA: PEDRO ROMERO


SONETO A LA ESCUELA DE TAUROMAQUIA,
DE SEVILLA, QUE DIRIGIÓ PEDRO ROMERO

Allí, ¿qué se aprendía? Profesores
ágiles como arcángeles sabían
los gestos del valor y repetían
lo que hicieron cuando eran los mejores.

Buscaban onzas de oro en los primores
que los capotes rojos escondían;
onzas que entre los cuernos ofrecían
regalos de mujeres como flores.

Alumnos del mejor de los oficios,
los Cúchares, Paquito o Desperdicios
lucieron su coleta adolescentes.

Y mientras en la escuela se adiestraban
toros de muchas muertes les guardaban
la lección de morir como valientes.


Luis López Anglada
"Semidioses e inmortales"
2006

No hay comentarios:

Publicar un comentario