domingo, 22 de abril de 2012

DELICIAS DEL EROTISMO: SIGLO DE ORO


-El que tiene mujer moza y hermosa
¿qué busca en casa y con mujer ajena?
¿La suya es menos blanca y más morena,
o floja, fría, flaca? -No hay tal cosa.

-¿Es desgraciada? -No, sino amorosa.
-¿Es mala? -No por cierto, sino buena.
Es una Venus, es una Sirena,
un blanco lirio, una purpúrea rosa.

-Pues ¿qué busca? ¿A do va? ¿De dónde viene?
¿Mejor que la que tiene piensa hallarla?
Ha de ser su buscar en infinito.

-No busca éste mujer, que ya la tiene.
Busca el trabajo dulce de buscalla,
que es lo que enciende al hombre el apetito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario