martes, 10 de enero de 2012

EL SONETO NUESTRO DE CADA DÍA: SONETOS PARA UN INTERMEDIO


SONETOS PARA UN INTERMEDIO

De suspiro a suspiro te he creado,
nocturna espiga amada de la brisa,
y a veces te me escapas, imprecisa,
por un cielo de otoño, declinado.

De silencio a silencio me has ganado,
sonido negro oculto en luna omisa,
y mi sed, de la tuya fronteriza,
como llama me quema en el costado.

De mi mano brotaste y soy yo ahora
quien a tu mano vuelve renacido
para la luz que en tus entrañas mora.

No preguntes, amor: lo que yo he sido,
allá, en lo hondo, débil niño, llora
el tiempo que pasé, sin ti, perdido.


Juan Rejano
"El jazmín y la llama"
1966

No hay comentarios:

Publicar un comentario