viernes, 20 de enero de 2012

EL SONETO NUESTRO DE CADA DÍA: SIEMPRE DE UN LADO A OTRO


SIEMPRE DE UN LADO A OTRO

Se me enreda el vivir, el cada día,
desconsolada voy tras largo duelo
a solas con mi llanto y mi pañuelo,
el compañero fiel de esta agonía.

Siempre de un lado a otro mi porfía:
avanzo, retrocedo, vuelta al vuelo,
del abismo a la cumbre, de ella al suelo.
Ni rastro de esperanza en lejanía.

Hoy sé, si la memoria no me engaña,
lo que fueron mentiras y verdades,
lo que tuve y no tuve, lo más mío.

Un río de recuerdos me acompaña,
en él los sueños y las realidades.
Cierro los ojos y navego el río.


Concha Lagos
"Agua"
2008

No hay comentarios:

Publicar un comentario