lunes, 9 de enero de 2012

EL SONETO NUESTRO DE CADA DÍA: SEVILLA


SEVILLA

Una inmensa gardenia, venenosa,
sí, embriagadora, dulce y delirante;
tú sabes el perfume del amante,
el olor de la adelfa y de la rosa.

Como una gigantesca mariposa
que fija la Giralda un solo instante,
tiemblas de amor si pasa el caminante,
y te ofreces en cárcel rumorosa.

¡Ay, Sevilla temida y deseada,
ramo de seducción y poderío,
sombra querida y música soñada!

Abandoné en tu seno el albedrío.
Déjame al fin dormirme en esta nada
mecido en la galera de tu río.


Guillermo Díaz-Plaja
"Poesía junta"
Del libro "Segundo cuaderno de sonetos"
1950

No hay comentarios:

Publicar un comentario