jueves, 5 de enero de 2012

EL SONETO NUESTRO DE CADA DÍA: LA MUERTE DE UN NIÑO HERIDO


LA MUERTE DE UN NIÑO HERIDO

Otra vez en la noche... Es el martillo
de la fiebre en las sienes bien vendadas
del niño. -Madre, ¡el pájaro amarillo!
¡las mariposas negras y moradas!

-Duerme, hijo mío -Y la manita oprime
la madre, junto al lecho. -¡Oh flor de fuego!
¿quién ha de helarte, flor de sangre, dime?
Hay en la pobre alcoba olor de espliego;

fuera, la oronda luna que blanquea
cúpula y torre a la ciudad sombría.
Invisible avión moscardonea.

-¿Duermes, oh dulce flor de sangre mía?
El cristal del balcón repiquetea.
-¡Oh, fría, fría, fría, fría, fría!


Antonio Machado
"Poesías sueltas y de la guerra"
1930-1939
Ilustración: Araceli Sanz

No hay comentarios:

Publicar un comentario