martes, 6 de diciembre de 2011

POEMAS DEL ALMA: JUAN CERVERA SANCHÍS (349)


HABLANDO CLARO


El triunfador
era un hijo de puta
sin pundonor.

Las  multitudes
siempre dejan un rastro
de podredumbre.

Con el dinero
jamás se compra un alma,
sí muchos cuerpos.

Aquel filántropo
no era más que un ladrón
enmascarado.

Sin antifaz
el héroe resultó
un gran truhán.

Nada está escrito
todo se está escribiendo
y borrando al unísono.

La derecha y la izquierda
son en realidad
la  misma mierda.

Noviembre 2011. México D. F.

No hay comentarios:

Publicar un comentario