martes, 6 de diciembre de 2011

EL POETA DE LA SEMANA: JOSÉ MORENO VILLA (4)


MADRID Y SUS ENEMIGOS

Yo los vi sobre las lomas
de Carabanchel un día,
luego en la Casa de Campo
entre arboledas dormidas.
Estaban lejos y eran
como pequeñas hormigas.
¡Quién pensara que de aquellas
motas de la lejanía
vinieran kilos de hierro
sobre la rosada Villa!
Los vi desde una ventana
que el Campo del Moro enfila
y todo El Pardo y la sierra
que a Velázquez complacía.
Ya está cerrada. No hay paz
propicia para la vista.
No hay más que truenos, cañones,
tambores y algarabía.
Todos aquellos que vi
en Carabanchel un día,
vienen a quitarme esto
que es tanto como mi vida:
el libro, el lecho, el hogar,
hasta el aire que transita
por los barrios de Madrid,
aire de la cumbre limpia.
Yo sé que en el mundo hay
pueblos de gran maravilla,
barrios enteros de magia
y rincones de poesía;
pero, en el trance de hoy,
me parecen Las Vistillas.
La Monloa, Chamberí,
Castellana o Buenavista
las cumbres de lo mejor.
Son pedazos de mi vida
sembrados de sentimientos
y vivencias infinitas.
Son yo mismo y son también
tú y vosotros y las vidas
buenas o malas que el tiempo
arrebató en su codicia.
Somos nosotros y son
Velázquez, Goya y Cetina,
Lope, Calderón y El Greco,
Cervantes, Chueca y Zorrilla.
Somos todos esas casas
que el bombardeo aniquila.
Los balcones desprendidos
o los techos que se abisman
no son balcones o techos
de una ciudad de película,
sino pedazos de todos
nosotros, de esta familia
hispana, sensual y anárquica,
un poco mal avenida
pero siempre generosa
como la fuente más viva.
Que me desmientan si no
los cóndores de las Indias
las rutas del Oceano
y Europa que nos olvida,
o se acuerda de nosotros
para hundirnos en ruinas.

José Moreno Villa
"Romances de la Guerra Civil"
1936-1937

No hay comentarios:

Publicar un comentario