miércoles, 2 de noviembre de 2011

GRACIAS A TODOS LOS QUE SE SUBEN A ESTA TORRE


Cuando me arracimé aquella primera vez, temeroso como un niño, a aquella torre cobalto que siempre me amparó desde mi nacencia, al campanario airoso de la Real Iglesia de Señora Santa Ana, jamás pude imaginar que, veintidós meses más tarde de aquella osadía, hoy se pudiera sumar una lectura de 125.000 contactos, con 64 seguidores constantes y con senderistas, aparte de nuestro país, de México, Francia, Estados Unidos, Colombia, Argentina, Alemania, Reino Unido, Chile y Perú.

Comenzamos nuestra página, con "Mi primer paseo", el 10 de Enero de 2010. Hoy, cuando las estadísticas de esta modernidad de las nuevas tecnologías me acercan a la realidad, me doy cuenta que estoy rodeado de amigos, que he conseguido muchas nuevas amistades en mi camino, que hay muchísima gente con ganas de expresarse libremente y que, sin saberlo ni pretenderlo, alrededor de esta torre alfonsina hay una minúscula comuna, ciertamente hermosa, amante de la amistad, la poesía, el arte en todas sus manifestaciones  y las sinceras formas de sentir.

Y os doy las gracias nuevamente hoy por un motivo especial: porque en el pasado octubre esta humilde página ha logrado su máxima cuota de visitas con 9.800 campaneros. Es para que todos nos sintamos muy contentos. Yo, porque estoy aquí, deseando ser un buen despertador de vuestras mañanas al toque de maitines; vosotros, porque tiráis de la cuerda. Es decir, casi 320 torreadictos diarios suben a esta veleta de la fe, no solamente del barrio trianero, sino de todos los hombres que, como cantaban los ángeles del Portal, deseamos la paz y somos, manifiestamente, hombres de buena voluntad.

¡Gracias!

8 comentarios:

  1. Enhorabuena, querido Emilio, y a seguir... Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Intentaremos continuar, María, siempre que vosotros me acompañéis como hasta ahora.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Enhorabuena, Emilio. Que sean muchas visitas más y que podamos seguir disfrutando de tus maravillosos artículos. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Sólo hay que saber sembrar y tener buena semilla...
    Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias, Ana, por tus alentadoras palabras. Espero seguir en la brecha con este ánimo que me dais todos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Gracias, Ángel, por los mismos buenos deseos. La semilla no sé si es buena, pero entre roturar y preparar la tierra se me van demasiadas horas, aunque es verdad que este trabajo está teniendo sus compensaciones: la alegría de teneros a todos cerca.

    ResponderEliminar
  7. Un orgullo poder continuar aprendiendo de todo lo que vd. escribe. ¡Enhorabuena y Un gran abrazo !

    ResponderEliminar
  8. Y yo, que tengo el orgullo de estar aprendiendo de vosotros.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar