domingo, 20 de noviembre de 2011

DESDE MI TORRE: SI SALE CON BARBAS...


Conocerán la historia, porque es muy antigua. Había un aprendiz de escultor en un pueblo que cada día, desde el amanecer, se ponía a la puerta de su casa dale que dale con el mazo a la gubia sobre la madera de cedro. Un día, otro, y aquello no tomaba forma. Una mañana pasó por la puerta un paisano y le dijo: -¿Qué estás haciendo, Juan? A lo que contestó el aprendiz de artista: -Pues no sé, si sale con barbas es San Antón y, si no, la Purísima Concepción.

Esta noche, lo que salga va a tener barbas y será un San Antón de seguro, porque jamás, en toda la amplia y hermosa iconografía concepcionista, he visto, afortunadamente, a una Inmaculada que las lleve. Lo que ignoro es si el tal san Antón será Rajoy o Rubalcaba. Y bien poco que me importa. La sencilla fe del carbonero del  aprendiz a tallista nos da a entender que a él le daba igual lo que saliese de aquel troncón. A mí, para qué engañarme, también el resultado de hoy.

Los bares han dejado de hablar de fútbol, de lo buena que está Shakira, de la terrible cogida de Padilla, de las suegras y de los niños, y eso es claro síntoma de que el país se está muriendo. Porque, hablando de muerte -y más en este mes de noviembre, lagarto, lagarto-, de política no se hablaba en las tascas y bares desde la espera del parte definitivo del "equipo médico habitual", ocurrido, precisamente, tal día como hoy de hace 36 años.

Todo el mundo, todos los medios de información internacionales, está pendiente hoy de nuestro país. Menos mal que, aunque sea para una desgracia más, se acuerdan de nosotros. Mañana, salga quien salga, las garras del león de la economía devoradora mundial caerá sobre el Víctor Mature ganador, en su papel de "Demetrio", desollándolo con sus garras. ¿Qué más da que el felino se zampe de un bocado a un barbas o a otro, a Rajoy o a Rubalcaba? Con todo lo que están chillando los dos para ganar, me parece que ambos están hasta las trancas y que el papel "El Elefante" se ha acabado tanto en Ferraz como en Génova.

¿No se podrá erigir en verdadero ganador el que pierda? Y es que, en algunas ocasiones, más vale pasar la mano en el envío.

3 comentarios:

  1. Enhorabuena, Emilio; te ha salido redondo. Y a nosotros se nos va a caer el pelo, el de la barba y los otros allá por donde anden...

    ResponderEliminar
  2. No hay Ángel Cristo que domine a los nuevos leones devoradores de la Economía. Hasta ahora, las 21'30, los sondeos tampoco son los que se esperaban con esa mayoría superabsoluta. La gente está desencantada, eso es todo. Espero que mi voto en banco haya servido para, al menos, quitar al Senado (¿No será "Cenado", y muy bien, con pinceladas al fondo como dice Paco Robles?

    ResponderEliminar
  3. Quise decir en blanco. En el banco no tengo ni una peseta, no vaya a ser que me la quiten, como en el célebre corralito argentino.

    ResponderEliminar