martes, 8 de noviembre de 2011

DESDE MI TORRE: ¡QUÉ DESASTRE DE DEBATE!


El más malo de los actores del desaparecido grupo teatral sevillano "Tabanque", que dirigía mi amigo Arbide, actuaba mejor que estos dos actores que son los que quieren dirigir el futuro de nuestra nación. Siempre he dicho que en el cara a cara, en el frente a frente, Rubalcaba le ganaba la partida a Rajoy. ¿Por qué? Pues porque mientras el primero es un gesticulador nato, con una labia impresionante -de la cara, no hablo-, el segundo es más inocente que un cubo, no tiene don de palabras, y tiene que llevar más papeles encima que Eulogio de las Heras. Además, desde principio, cuando el juez del combate dio la entrada, ya parecía que estaba noqueado cambiando varias veces el nombre de su contrincante. "Inocente", como el excelente vino antiguo de Valdespino. 

Los más importantes tiempos del debate: los de la economía y el empleo, casi pasaron de rositas, Rajoy haciéndose el sordo, y Rubalcaba haciéndose el longui. Uno quiere cambiar todo, pero no dice cómo ante las preguntas del adversario, y ante los telespectadores, ni aunque lo pusieran delante del paredón como en el célebre cuadro de los fusilamientos de Goya, otro sordo, y además, quedó noqueadísimo casi al final, incluyendo a Cazalla y Constantina entre los pueblos blancos de Cádiz, aunque el contrincante, que se presenta por Cádiz, tampoco lo rebatió ¿Quién les aprobó en geografía? Y el otro quiere cambiar todo después de haber pasado cuatro años tocándose las "albéndolas" y otros cuatro afinándoselas, como decía un amigo mío de Los Pedroches.

La pena de esto es que se creen que más de media España somos tan incultos y analfabetos y embusteros y cínicos como ellos. ¿Por qué no admiten un debate con periodistas independientes especializados en economía y política, en educación y en seguridad social, en materia de legislatura..., con preguntas a ambos de personas libres que llevan varios años en la vanguardia de la intelectualidad o en el paro? Lo de ayer, desgraciadamente, fue una mala parodia de "El Tenorio". -¡Y yo más que tú, que me ligué a tu novia Mari Pepa y te la quité, y su padre me invitaba a un tinto y me ofrecía tabaco. Y tú, mientras, comiéndote las uñas de envidia, desgraciao, que eres un desgraciao!...

Y claro, ya me dirán ustedes qué futuro tiene España, y a quién vota uno el próximo día 20 cuando se da de cara con estos Hermanos Tonetti de la política que nos quieren salvar de una debacle demasiado seria. Pido perdón a los hermanos José y Manolo Villa del Río -ya en los cielos azules del recuerdo- por compararlos con estos payasos, aprendices de polìticos, que ni en el culo tienen gracia.


6 comentarios:

  1. Emilio, no estuve muy pendiente del debate, la verdad, pero me entero de lo de Cazalla y Constantina por tu espléndida crónica. Tiene cierta gracia, hombre... Casi más gracia que el error en sí tiene la falta de reacción del candidato por Cádiz. Si saben de Economía lo que de Geografía estamos listos. Hay que tomárselo a guasa:

    Constantina es maravilla
    de las sierras gaditanas
    y la bella Dos Hermanas
    junto al mar refulge y brilla.
    Villamartín de Sevilla
    está cerquita y muy junto,
    pero vamos al asunto,
    que Cazalla, Ubrique y Bornos,
    igual que los Altos Hornos
    no están lejos de Sagunto.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Sensacional, como siempre, tu aguda décima. Parece mentira que Rajoy dijese que sí, que conoce los pueblos blancos de Cádiz, entre ellos Cazalla y Constantina, que precisamente es el pueblo de mi madre..., y yo no sabía que era gaditana. Pero lo peor es que el candidato por Cádiz -que no sabe ni decir "pisha"- ni siquiera lo rectificó.
    Tus comentarios enriquecen a este blog, y aún más con la guinda de tu espinela.

    ResponderEliminar
  3. Enhora buena a Enrique. ¡Qué arte! Yo añado una cuestión que no he visto comentar a nadie: ambos personajes eludieron hablar de dos temas que nos interesan y mucho a los españoles:
    1) La corrupción
    2) La reforma de la ley electoral
    Esta claro que ni a "capullos" ni a "gaviotos" les interesa hablar de ello.

    ResponderEliminar
  4. La décima de Enrique Barrero es genial, como todas las suyas en su página diaria.
    Querido Andrés: ¿Alguno de los dos se iba a atrever a mencionar ni de paso lo de la corrupción en un país en el que ellos están hasta las cejas y en el que hasta el Duque de Palma, según los medios informativos, están "presuntamente" implicados en chanchullos? Por eso, creo que fue un desastre de debate, y por supuesto por lo que mencionas: la reforma de la ley electoral, que es ¡¡URGENTÍSIMA!!
    Ni a "capullos" ni a "gaviotos", como acertadamente los llamas, les interesa abnadonar la poltrona.

    ResponderEliminar
  5. Lo peor de todo esto es el futuro que nos espera, Emilio. Todos se han apuntado al "mangazo" y a la presunción de inocencia. Con respecto al Duque de Palma sólo podemos decir que es un "fenómeno", como diría nuestro amigo El Bari, toda la vida jugando al balonmano se le debe de notar en los miembros trincones.

    ResponderEliminar
  6. Como decía Antonio Molina: El futuro está muy oscuro, el futuro esta muy oscuroooooooooo, ay...
    Todos, como bien dices, se han apuntado al mangazo más descarado, y lo del Duque de "Dinero en la Palma" tiene cárcel, aunque el penal no está hecho para ellos, sino para cuatro desgraciados enganchados que pegan un tirón de bolso.

    ResponderEliminar