viernes, 4 de noviembre de 2011

DESDE MI TORRE: NECESITO UN MÁNAGER


Ahí me tienen, queridos amigos, delante de un morlaco que no llegó a torearlo ni el rondeño Pedro Romero y, sin embargo, ni una sola línea en los medios informativos. ¿Por qué? Pues porque no soy guapo, ni me he casado con la hija de ninguna duquesa, ni salgo en el programa de Quintero -que tiene de loco lo que yo de Onassis-, ni publicito relojes Versan, ni me ha gustado nunca viajar a esa estúpida isla de los famosos... El caso es que me he currado la vida segundo a segundo, dando lo mejor de mí mismo, siendo lo más honesto que he podido ser y dejándome la piel en las distintas facetas de mi trabajo, pero como si me sentara en la hamaca esa que sueña nuestro extinto ZP en sus tierras leonesas. Nada de nada: mi cartilla a cero y buscando las ofertas del día de Mercadona. Cuando sin querer enciendo la tele y me encuentro con Canal Sur, la "nuestra" ( la nuestra mierda), -lo cual me da unas arcadas tremendas-, siempre me encuentro de sopetón con un famosillo de esos que están en todas partes, que ocupan todos los espacios de las cadenas; que es que estás comiendo una sopa y te los encuentras dentro de ella, tal como si fuesen el símbolo estampado de la Cartuja.

Uno de ellos es torero, locutor, presentador, célebre flamencólogo, historiador, filósofo, etc., llamado Rivera Ordóñez, al que ahora llaman con el artístico nombre de "Paquirri", que llevó su padre hasta el desastre de Pozoblanco. Es más bajo que yo, más bajito que el tapón de la alberca de la huerta de San Jacinto, pero ahí lo tienen: en todas las televisiones diciendo chorradas que incrementan sus cuentas bancarias. Otro, por ejemplo, es Ramoncín, individuo sacado de un esperpento de Valle Inclán, que sin saber cantar, sin haber hecho nada que creamos útil, excepto estar "presuntamente" cercano al movimiento de caja ($) de la SGAE, es no sé cuántas cosas más aparte de desafinador de los oídos, entre otras "Rey del Pollo Frito". Y yo, sin comerme una rosca, ni tener un marquesado de Triana, ni salir en la tele para decir mis chorradas, que es lo que hace esta gente a la que tengo tanta envidia, porque lo que les tengo es jodía envidia, como buen español. Y, a partir de ahí, sumen los nombres que quieran a la lista, hasta incluso esos que estuvieron de locutores cuando la primera carta de ajuste de TVE y aún siguen ahí, pegados al eje de la carreta, como Campos Vidal, "El Incombustible de España", que es quien nuevamente, cansadamente, ficticiamente, va a moderar el debate que sostendrán el próximo lunes los ínclitos Rajoy y Rubalcaba. Ah, y se me olvidaban los contertulios de la caja tonta y de los programas de radio, los gallos de pelea que saben desde quién fue el que rotuló el arca de Noé hasta la marca de calzoncillos que llevaba Hitler cuando invadió Polonia. 

Y creo yo que para estar tan solicitados es que tienen que tener un representante, un buen mánager, un excelente management, un compadre influyente y con labia, porque de otra forma no se comprende que ocupen todas las horas de la programación nacional y, encima, diciendo y proclamando tantas imbecilidades.

Yo, que me he llevado y me llevo todas las horas del día trabajando de gordo, estoy abatido, desesperado, con una depresión que pa mí se quea, porque no levanto cabeza, nadie se acuerda de que existo, no me llaman ni para la emisora del barrio y no salgo en la tele ni cuando voy a ver al Betis. En Triana hacen "Trianero de Honor" a aquel que se ha cargado toda la identidad de la fisonomía del arrabal, Juan Silverio, y a mí, que de diez millones de palabras que habré dicho en mi vida, nueve millones novecientas noventa y nueve las he pronunciado con su nombre, ni caso. Es que me tienen manía. Bueno, manía no, es que no tengo un representante, un visual merchandising de mi imagen, un productor de mis palabras, un Pulpón, coño.

¿Saben ustedes quién me puede ayudar? No quiero al coronel Tom Parker, que fue quien llevaba a Elvis Presley-. Con "Joseliqui" me conformo.

6 comentarios:

  1. José Manuel Holgado Brenes4 de noviembre de 2011, 12:29

    Querido Emilio, pienso que la cosa no es para desesperarse y me iba a poner de ejemplo para recordarte que has sido tu el que me está dando a conocer a mis 71 años, pero las comparaciones amén de ser ociosas, como dice el refrán, no te servirían de nada, ¿verdad? Recuerda a Kafka, Van Gohg, Stravinsky con su primer estreno abucheado "El pájaro de fuego" y, sobre todo y sobre todos, Aquel que fué perseguido desde su nacimiento, hasta que a los 33 años clavaron en una cruz, el gran fracasado totalmente en vida.
    No es bueno mirarse sólo en un espejo, sino más bien ver todo cuánto nos rodea y más que nada leer mucho sobre Él, cosa que yo estoy haciendo desde hace un par de años, ya verás como logras rescatarte tu a ti mismo, sin que nos necesites a ninguno.
    El resquemor hacia los demás sólo sirve para quemarse uno por dentro y ellos ni se van enterar. Y contra eso se lucha con la amistad y te aseguro que, por lo menos cuentas con dos, mejor dicho, tres amigos de verdad, Ángel Vela, que, como tú dijiste, es un ángel que vela por todos, este que te escribe y sin duda alguna, Ese antes citado.

    ResponderEliminar
  2. Después de la lectura de tu comentario, José Manuel, me parece que no has captado el sentido jocoso que lleva mi recuadro, el fondo de cachondeo sobre esta gente que siempre está en la tele o en las emisoras tricando-trincando sin decir nada y haciendo un daño terrible a queines pueden entender que son un ejemplo a seguir. Te recomiendo una segunda lectura desde el prisma que te indico.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. José Manuel Holgado Brenes4 de noviembre de 2011, 12:53

    Me tranquilizas, Emilio de mi alma y ya visto desde esa faceta, se entiende mejor, pero de verdad que me habías asustado... es que soy, como se dice, más inocente que un cubo.

    ResponderEliminar
  4. Querido Emilio, prueba a vestirte de indio y pasearte por El Altozano, seguro que alguna de estas cadenas te contrata. Yo por mi parte estoy a la caza y captura de alguna duquesa viuda. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Para José Manuel: Es que eres muy güena gente.

    ResponderEliminar
  6. Para José Luis: Yo, si aún viviera ella, me montaría un espectáculo con "Que te brillan las espuelas". El caso en este país es dar la nota. Si encuentras alguna hermana de la viuda duquesa, te ruego que le hables de mí.

    ResponderEliminar