lunes, 17 de octubre de 2011

GALERÍA DE PERSONAJES POPULARES DE SEVILLA: "CURRO EL DE LOS PERIÓDICOS"


Otro personaje singularísimo de esta Sevilla de tantos personajes populares y tantos hombres ilustres, fue Francisco Martel Barbado, al que todos los que ya sumamos canas y tenemos más pasado que futuro conocimos como "Curro el de los periódicos", un hombre muy trabajador, que siguió la tradición de su familia en estos menesteres de la prensa, como después hizo su hijo, bonachón, bético por los cuatro costados y con un vozarrón que ríanse ustedes de los megáfonos de los sindicalistas. Hasta 1964, tenía Curro su célebre puesto de prensa en la esquina de Santa María de Gracia, y los lunes, antes de llegar uno hasta sus lindes, ya se sabía si el Betis había ganado o perdido con el Córdoba... -¡Señores, el Betis perdió ayer 2 a 1 con el Córdoba, pero fue por culpa del árbitro, CULPA DEL ÁRBITROOO, del árbitro...!  Mudo se quedó de gritar aquel día que el Betis le endosó al Larache once chicharitos con la alineación de Caller, Fausto, Arrazola, Alonso, Paquirrini, Coll, Pinilla, Máximo, Luchana, Parrada y Erasmo... Desde La Campana a la Plaza de San francisco llegaba su voz, desde El Pumarejo al Altozano. Claro está que, entonces, el equipo de los "palanganas" estaba en primera división y el Betis en el grupo sexto de la tercera. ¡Viva el Betis, manque pierda!

Amantísimo de su equipo del alma y del cantaor Pepe Marchena, que siempre que estaba en Sevilla pasaba por su quiosco al aire libre, Curro fue muy querido por los sevillanos, y no le hacía falta papel ni calculadora para saber quién había pagado la prensa o quién se la había dejado a deber. Su vida estaba allí, en ese rincón que él aumentaba hasta la calle Sierpes como una duna, de Santa María de Gracia, hoy Rafael Padura. La suerte le vino de cara el año 1964, cuando el ayuntamiento tuvo a bien concederle el espacio privilegiado que hoy ocupa en el corazón de La Campana, frente a la calle más famosa de Sevilla.

Como cualquier empresario de pro, se anunciaba en la revista bética "El Balonazo", que se editaba por los años 40, en una de cuyas ediciones, al pie de una caricatura suya realizada por Waldasua, le dedicaron un pasodoble que decía así:

Allá por la calle Sierpes,
muy cerca de La Campana,
está el kiosko de Curro
abierto muy de mañana.

Vende revistas de fútbol
y prensa del extranjero,
y el  que no tiene una "lata"
se lo lleva sin dinero.

Por su puesto o quiosco, que antes estuvo a las puertas del Frontón Betis y después en las del Círculo de Labradores, le compraban la prensa El Gallo y Belmonte, los mismos directores de los rotativos que estaban en venta, artistas, príncipes, toreros y gente de la farándula. El puesto de Curro no sólo era un quiosco, sino una rebotica al aire libre en la que se formaban las tertulias más variopintas. Eso sí, con su Betis ni una mala broma, faltaría más...

Si en América -tal como siempre nos cuentan- un betunero puede llegar a Presidente de Estados Unidos, en Sevilla se ha demostrado que un vendedor de prensa puede llegar a ser lo que más se precia: personaje popular de la ciudad más hermosa del mundo. Esto sí es importante. Francisco Martel Barbado, lo consiguió.

10 comentarios:

  1. Muy interesante esta entrada, enhorabuena por tanta sabiduría hispalense. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, ya sabes que las gracias hay que dárselas a los archivos, a algunas vivencias particulares y, sobre todo, al amor que le profeso siempre a Sevilla. Dios pone el resto.

    ResponderEliminar
  3. ... Emilio, no te enfades, pero yo lo noté un poquiyo esaborío. Estuve trabajando en la calle Manuel Cortina, antes del traslado de su kiosco a la Campana, lo veía varias veces al día y jamás noté en su semblante ni media sonrisa. Así que, con tanta gente como pasaba por delante suya, es de suponer que se reservaría para los béticos...
    Y, Emilio, existe para nuestra suerte una María Sanz que siente a Sevilla en versos. ¿Será la del comentario?

    ResponderEliminar
  4. Claro, es mi compañera María, a la que hemos tenido en este blog hace unos días como "El poeta de la semana". Se ve que me lees poco últimamente. Ella fue compañera mía de mi empresa. Afortunadamente, ya hace tiempo que se ha dedicado sólo a la Poesía.
    Lo que dices de Curro, puede ser, y es que a los "palanganas" se os huele de lejos, y no querrías tú que fuese simpático contigo, que se te nota a leguas.

    ResponderEliminar
  5. Claro que te leo a diario; pocos más pesao que yo con los comentarios, lo que ocurre es que estoy notando que los fuelles de mi cerebelo se están aflojando demasiado; fíjate si es así que te la iba a recomendar como poeta de la semana... ¡Qué horror!
    Pues lo de Curro sería eso, que me olería. Pero me gustaría saber cuánto tiempo se llevaría esperando el fotógrafo que lo retrató hasta conseguir que esbozara ese remedo de sonrisa...

    ResponderEliminar
  6. Soy curro la 5 dinastia de los curro de la campana,hijo mayor y el gran afortunado de tener todos los recuerdos imborrables,todas las anecdotas con la posesion de las pruebas por escrito en las manos.Al que se interese por nuestra familia por nuestros recuerdos por nuestras anecdotas pasadas por mediacion de:real betis balompie que siempre lo hemos defendido a capa y espada y siempre sera para nosotros manque pierda,anecdotas de la campana que es el punto cero de la ciudad pasa por alli lo mejor y lo peor de sevilla,nuestra semana mayor cuanto hay que contar al mundo sobre esto,cuantas vivencias vividas,gracias desde aqui a antonio rios,antonio burgos,don jesus peña del castillo,en la gloria este mi hermano paco gandia,jesus melgar,jesus quintero flores,el tio chocolate,paco palacios el pali,gracias don alberto maximo perez calero,gracias a toda la sierpes a toda sevilla y perdonen las molestias si alguna vez estaba un poco saborio a la hora de estar con mi padre por que las horas que hemos estado tirados en la calle nos hemos mojado,hemos pasao mucha calo,y hemos aguantado a muchos sevillanos alomejor si es verdad que el paso del tiempo te endurece y disculpenme en el nombre mio y de mi familia si alguna vez no estabamos con ganas de reirnos.Estare en el correo electronico marianaladelcurrito@hotmail.es para de forma personal al que quiera mas informacion darsela viva sevilla viva sus gentes y viva ER BETIS.perdonen tantos y tantos amigos que no he nombrado.gracias

    ResponderEliminar
  7. ¡Viva tú, Mariana, y ¡Viva el Betis!!, cuyo altavoz estaba en La Campana gracias a tu abuelo.

    Gracias, de todo corazón.

    ResponderEliminar
  8. emilio jimenez diaz,poetas de nuestra andalucia de nuestra tierra,nosotros hemos trabajado en la campana en sierpes peros somos hijos de triana,calle evangelista antigua calle san juan,le decian la calle escopeta de mala gente que habia y nuestro numero de casa era el cañon imaginate creo que eres de triana y poeta creo por que alguna veces la gente con pocas palabras se conocen ahy otros que se pegan toda la vida juntos y no se conocen viva triana,mientras quede un trianero vivo triana sera siempre triana.viva el flamenco patrimonio de la humanidad y viva er betis manque pierda.

    ResponderEliminar
  9. Gracias por a entrada. Hacía tiempo que buscaba una foto o referencia de aquel puesto de tebeos de mi infancia.

    ResponderEliminar