lunes, 3 de octubre de 2011

EL POETA DE LA SEMANA: RAFAEL SÁNCHEZ SEGURA (3)


A MI COMPAÑERA
ÁNGELES BLANCO ÁLVAREZ

Fue tu muerte como una almendra amarga
que vive su aspereza en mis tejidos.

Luna parida,
maldiciendo la vida en su holocausto.

El cáncer dominador del tiempo
se aferró a tus tejidos,
como se aferra el viento a la arboleda.

Ante el dolor:
¡Cuánto se quiere y sufre!
¡con qué rabia se muerde la impotencia!

¡Cuánto nos perdonamos
anidando el olvido en las pupilas,
cara a cara como el Sol a la Luna!

¡Qué abrazo me pediste aquel día!

¡Qué "Te quiero" dijiste lentamente!

¡Qué patada le dimos a tu cáncer!

En el aire flotaron
tus deseos de rosa marchitada,
que yo grababa fiel en mi conciencia.

Tu casa seguirá siendo tu casa,
y tu cama tu cama,
y tus macetas seguirán en flor,
y tu nicho será una primavera
donde cada Domingo pongo un beso.

Las lenguas maltratadas por la histeria
sellaron en mi pecho su veneno,
y está su cicatriz por mis membranas.

¡No sufriré jamás un dolor tan agudo!

Pido poder seguir tan sólo como estoy
en esta noche de tu ausencia larga,
y me espanto de ver lo que te quiero
junto a este nudo de mi centro triste,
hasta que al fin te olvide con mi muerte.

Rafael Sánchez Segura
"Poemas sueltos"

2 comentarios:

  1. Impresionante. Y luego decimos que Rafael tiene sus rarezas... Qué otra cosa puede ser la locura del dolor.

    ResponderEliminar
  2. Su antología "Lo que le duele al grito" es una auténtica joya. Ha sufrido mucho Rafael a lo largo de su vida, por eso creía que nunca iba a abandonar a sus amigos.

    ResponderEliminar