martes, 23 de agosto de 2011

PÁRESE, POR FAVOR, A PENSAR (16)


Es la imagen sórdida de la Nada, del nihilismo más absoluto, aún más del que argumentaban en sus tesis el ruso Turgenev y el filósofo alemán Heinrich Jacobi. No creo que este hombre esté abandonado a su suerte por motivos de principios religiosos, políticos o sociales. No es un indignado del llamado 15-M. Quizás ni siquiera sepa el día en el que vive y el año que lo agrupa. Puede que su soledad sea elegida, pero me parece que no, aunque ya se sabe que la realidad supera siempre a la ficción. Una línea del tabique divide dos mundos, como en el nuestro. De un lado, todos los ricos que por el mundo son, tal vez demasiados en momentos en los que millones de seres mueren cada día. Al otro lado de la línea, la pobreza más absoluta, la visión tremenda que a todos, sin excepción, nos hace sentirnos responsables. No tiene capacidad "Cáritas" para atender tantas imágenes como esta que ha captado Holgado. El control de la pobreza se le escapa a los políticos y a la propia iglesia, porque, de tantos pobres, se le rompen los esquemas  para poder remediarlo. He aumentado la fotografía para definir todos los detalles. El hombre agarra su gorra de visera y una minúscula bolsa de plástico, con algo desconocido dentro, para que nadie se las arrebate. Aún, en ese signo de defensa, piensa que hay alguien más pobre que él, como en los versos célebres de Calderón de la Barca.

Triste está este futuro inmediato para todos, pero cuando observo con detenimiento la terrible fotografía de Holgado, casi imagen de un caleidoscopio, casi reflejada en un espejo, aún doy gracias a Dios por la riqueza de mi pobreza. No quiero ser como aquel que decía la reflexión: "Era tan pobre, tan tristemente pobre, que sólo tenía dinero". Al menos, este hombre tiene a su gorra como compañera.

Fotografía: José Manuel Holgado Brenes
Texto: Emilio Jiménez Díaz

6 comentarios:

  1. La situación, que se agrava por momentos, y la llegada incontrolada de inmigrantes, en su mayoría rumanos -gente desarraigada y desgraciada- están salpicando el paisaje de nuestras calles de imágenes semejantes.
    Ciertas ONG protestan ante cualquier comentario negativo (Acoge y similares), haciéndose tema tabú, pero vemos que no son capaces de solventar el grave problema, ni siquiera sabemos en qué grado lo alivian. De los políticos no hablemos.
    Pena de pared para una protesta grafitera en toda regla. Y los ricos haciéndose cada vez más ricos cada día.

    ResponderEliminar
  2. Yo, siento no fiarme de ninguna ONG, de ninguna, aunque las hay con un carácter de entrega dignas de alabanza. Me choca que tenga que haber asociaciones en el lugar donde tiene que intervenir el Estado. Por otra parte, afortunadamente no todas, sabemos que existen ONGs creadas para lucrarse. ¡Eso es un insulto a la Humanidad! Claro está que es que mucha de esta gente no sabe lo que es tenerla.

    ResponderEliminar
  3. José Manuel Holgado Brenes24 de agosto de 2011, 12:29

    Emilio, amigo mío, tu capacidad para sorprender se agranda a cada momento... tus saberes, conocimientos y manera de expresarlos, enormes, únicos.
    Os recuerdo, Ángel y Emilio, que ONGs son la Cruz Roja, Cáritas Internacional, Unicef y tantas más, serias y verdaderas...

    ResponderEliminar
  4. Tus fotos son las que sorprenden de verdad. En cuanto a lo delas ONGs que citas, por supuesto que hacen todo lo que está en sus manos, pero es que se han multiplicado como hongos estas organizaciones no gubernamentales que el propio Estado es incapaz de controlar. Con ellas sucede al igual que con muchas Fundaciones.

    ResponderEliminar
  5. Las que cita José Manuel son instituciones internacionales que están muy por encima de las ONGs que -como escribe Emilio- no dejan de aparecer. Hay algunas que me resultan antipáticas porque se les ve el plumero...

    ResponderEliminar
  6. Hay muchos mandamases, muchos listos que saben crear una ONG para desviar y blanquear dinero negro. Podemos descubrirlas a través de este medio -sí que globalizado- llamado internet, al que ya le están temiendo todos los políticos del mundo por su fuerza de convocatoria por medio de sus redes. Con esto de las ONGs piratas, pasa igual que con esas sectas que tanto cunden por el mundo y que reciben dinero a espuertas sin que nadie adivine quién es el destinatario final.

    ResponderEliminar