viernes, 5 de agosto de 2011

MI PALABRA: EL RELOJ (25)


RELOJ DEL NUEVO RICO

Además de ser tontísimo de lava,
el nuevo tonto rico es tan tontito
que en su cara de bobo lleva escrito
que nació tonto y gilipolla acaba.

Más oro que el reloj lleva la esclava
que luce en su muñeca el muy cabrito
y que deja lucir cual puro rito
en el corral sin fin de su almadraba.

Nunca mira la hora, porque es pronto
el despertar solemne al mediodía.
Tiempo no tiene para observar la hora.

Es tonto, tonto y tonto, más que tonto.
Sin mirar su reloj, sólo confía
burlar la muerte, tan cierta y tan traidora.

Emilio Jiménez Díaz

No hay comentarios:

Publicar un comentario