miércoles, 20 de julio de 2011

TRIANA EN LABIOS DE LA COPLA (47)

ESPERANZA DE TRIANA


Para octava maravilla
sólo le falta a Sevilla
un detalle a la Maestranza:
el Palco Real con silla
bajo Palio y con mantilla
en donde esté la Esperanza.
Ante esos ojos morenos
con oriente verde y oro
nunca puede haber mal toro,
¡y siempre toreros buenos!

Ramón Cué, S.J.

***


A LA ESPERANZA DE TRIANA

Tanto dominio de lo bello al viento.
Tanta dorada gracia y filigrana.
Tanta hermosura y luz de soberana
que ilumina y encanta el sentimiento.

Tanta Esperanza en flor, vida y aliento
vas dando de la noche a la mañana,
que te llevas la gracia de Triana
al ritmo de tu paso en movimiento.

Y en un clamor de ola marinera,
un velo de emoción teje en la aurora
al contacto de ti, Triana entera.

Primavera morena que enamora,
Esperanza en la sangre trianera
y orgullo de Triana que te adora.

Manuel Lozano Hernández

***


ROMANCILLO DE LA ESPERANZA DE TRIANA

La Virgen duda,
llena de gracia,
si nazarena,
si sevillana.

Cirios tendidos,
túnicas blancas,
cien capirotes
sobre cien capas.
Ya por San Pablo
la Virgen pasa
(la Cruz de Guia,
por la Campana).

Si nazarena,
si sevillana.

Porque es ahora
Semana Santa,
bajo su palio
va por la plaza,
entre varales
de sueño y plata
(gritan y rezan,
rezan y cantan).

Porque de Egipto
no se acordaba
y ahora se acuerda,
pasa callada,
entre sus dudas
inauguradas
(dudas de Niña
Virgen mimada).

Si las Pirámides,
si la Giralda.

Por San Jacinto,
de madrugada, 
lejos del Puente,
pasa callada
(hoy no se acuesta
nadie en Triana).
La Virgen duda 
frente a su casa.

Si trianera,
si sevillana.

Rafael Montesinos


2 comentarios:

  1. Precioso el romancillo de Rafaé, hoy he estado delante de su casa en la calle Santa Clara frente por frente a la entrada -cerrada actualmente por restauración- del convento del mismo nombre.Hermosa casa lo que me demuestra que en esa época solo podían estudiar pocos porque eran los que tenían los jayares y, claro, tiempo para pensar y escribir. No les faltaba nada. !Que no falte de ná!... echa vino montañés que lo paga Luis de Vargas.....Me acordé de tí y del romancillo.

    ResponderEliminar
  2. Este precioso poema de Montesinos hay que repetirlo siempre. Me hablas de la calle Santa Clara, aunque todas las noticias que tenemos es de la calle Reyes Católicos, por eso a los jardines próximos al puente se le puso su nombre.

    ResponderEliminar