martes, 5 de julio de 2011

TRIANA EN LABIOS DE LA COPLA (32)

CANTOS A TRIANA


OLES PARA TRIANA

1

Me gusta jugar a mí
con el nombre de Triana.
Con su tri y con su Ana,
con su Ana y con su tri.
Tiene gracia, porque sí.
Suena como una canción
que repartiera su son
silábico por el Río,
jugando a dúo y a trío
por gusto y al alimón.

2

Parecen dos y son tres
las sílabas trianeras,
quiero decir alfareras;
y con la sal a los pies,
el Tri y el Ana, después
de haberlo todo bailado,
ponen el aire dorado
de sábalos y azulejos,
dejando con sus reflejos
todo el Río ceramizado.

Francisco Montero Galvache

***


HOY QUISE HABLAR DEL BARRIO DE TRIANA

Guadalquivir, Guadalquivir sonoro
-porque junto a mi barrio canta el río-
tú lograste ceñir tu talle blanco
con cinturón azul, cálido y breve.
Aljarafe telúrico, pusiste
una extraña muralla a sus confines
y un silencio repleto de nostalgias
se tendió con el aire en la marisma.

Ante el soberbio sol del mediodía
la humilde cal se enfrenta victoriosa,
y ante la luna altiva opone siempre
el mínimo jazmín en la alta noche.

Preguntadle a la Historia, preguntadle
a la Historia del hombre por qué nunca
faltan dos sombras íntimas perdidas
en el dédalo oculto de sus calles.

Inextinguible fuego, luz alegre,
risa del alba, faro del crepúsculo...
Pensaba en ella Dios cuando hizo el mundo
y la inmortalidad lleva consigo.

Hoy quise hablar del barrio de Triana.

Manuel Pacheco Segura

***


TRIANA

De sombra y agua y luces y candelas
que brillan -cegadoras- en la noche
como lanzas hundidas en el río...
-Barca de amor, de velas y geranios...

Triana... ¡ay!... Al son de soleares
se agitan -cobre y bronce- por la Cava
los álamos, los juncos, los jazmines...
Sorprendiendo a tu orilla entre suspiros...

Y tu Puente de sol -alada Puente,
verónica de luz en la ribera-
con su talle de ajorcas tan ceñido...

Y hacia el cielo la Torre de Santa Ana
-cual paloma de música y latido-
va entre constelaciones de albahacas.

Daniel Pineda Novo

No hay comentarios:

Publicar un comentario