jueves, 16 de junio de 2011

TRIANA EN LABIOS DE LA COPLA (13)

ALMONAS


23
Almonas de Triana,
sólo recuerdo,
caminos en el agua
de aceite y sueño.
Por mis canciones
aún resbala la espuma
de sus jabones.

24
Almonas de Triana,
viejas almonas
por donde el río grande
su cara asoma.
De sus jabones
sólo quedan las pompas
de mis canciones.


23.- Manuel Lauriño Cobos. "No hay referencias documentales -nos dice el historiador Joaquín González Moreno- de la fabricación de jabones en la época de la dominación romana de Sevilla. Por el contrario, hay constancia de que los musulmanes elaboraban este producto, precisamente en el mismo lugar donde, en el siglo XIII, los castellanos volvieron a establecer esta importante factoría. El sitio escogido para los talleres era el más idóneo: a orillas del Guadalquivir, con puerto en el río y con entrada de carros y mulas por la calle Castilla, en terrenos fronterizos a la vieja parroquia de la O. Y supieron acertar, tanto los moros como los cristianos, en la erección de las Reales Almonas de Sevilla". De la gran importancia que para Sevilla y Triana tuvieron estas Reales Almonas, nos da amplia cuenta el citado historiador en su libro "Descubrimiento en Triana: Las cuevas del jabón". J. Rodríguez Castillejo, editor. Sevilla, 1989.
24.- Mismo autor.


2 comentarios:

  1. Toda esta riqueza está secuestrada por los propietarios de la casa, mezclada con los coches en el aparcamiento subterráneo; toda excepto la que se destruyó con el beneplácito de los mandantes de Sevilla. Sólo la placa que conseguimos colocar en la fachada nos avisa del tesoro escondido que bien podría haber sido otro foco de atracción turística y una página abierta más de nuestra riquísima historia, Algo habría que hacer y tenemos un Ayuntamiento nuevo...

    ResponderEliminar
  2. Se desperdició una gran oportunidad, porque el hallazgo fue importantísimo. No quisieron escuchar a nadie.

    ResponderEliminar