sábado, 11 de junio de 2011

EL POETA DE LA SEMANA: JOAQUÍN SABINA (1)

JOAQUÍN MARTÍNEZ SABINA nació en la localidad jiennense de Úbeda el 12 de febrero de 1949. Conocido y exitoso cantautor, su original y gran obra poética ha tenido y tiene algunos envidiosos detractores -recuérdese la polémica con Alfonso Ussía- y una legión de seguidores. Maestro del soneto "sui géneris", entre su obra literaria más importante se encuentran los títulos: "Memorias del exilio" (1976), "De lo cantado y sus márgenes" (1986), "El hombre del traje gris" (1989), "Perdonen la tristeza" (2000), su biografía transcrita a Javier Menéndez Flores, "Ciento volando de catorce" (2001) libro de sonetos que es para mí su mejor obra, "Con buena letra" (2002) que es un recopilatorio de sus mejores letras, "Esta boca es mía" (2005) con lo mejor de sus textos satíricos publicados en la revista semanal "Interviú", "Con buena letra 2" (2005), "Sabina en carne viva. Yo también sé jugarme la boca" (2006) también con Javier Menéndez Flores, "Esta boca sigue siendo mía" (2007), "A vuelta de correo" (2007) y "Con buena letra 3" (2010)
Poeta de mi quinta -yo nací cinco meses después que él- tuve el orgullo de compartir página sonetaria con Sabina en el libro "El siglo de oro de la poesía taurina" (2003), publicado por Aula Flamenca La Venencia de Santander y la Fundación Gerardo Diego y antologado por Salvador Arias Nieto. En aquel feliz encuentro, yo dedicaba un soneto a "Manolete" y él a su ídolo "Antoñete", que decía así:

AL MAESTRO ANTOÑETE

Esta tarde la sombra está que arde,
esta tarde comulga el más ateo,
esta tarde Antoñete (dios lo guarde)
desempolva la momia del toreo.

Esta tarde se plancha la muleta,
esta tarde se guarda la distancia,
esta tarde el mechón y la coleta
importan porque tienen importancia.

Esta tarde clarines rompehielos,
estar tarde hacen puente las tormentas,
esta tarde se atrasan los mundiales.

Esta tarde se mojan los pañuelos,
esta tarde, en su patio de Las Ventas,
descumple años Chenel por naturales.


4 comentarios:

  1. Sabina es el genio más grande que ha dado la poesía cantada y propia en los últimos tiempos, y eso que tiene grandes competidores (Aute, por ejemplo). Y como sonetista ha demostrado que es digno de las envidias que levanta entre parte de la poesía oficial.

    ResponderEliminar
  2. Para mí es un sonetista genial, diferente, aunque no llegue a gustarme demasiado como cantante.

    ResponderEliminar
  3. Sí, Emilio, pero fíjate; esa voz desgarrada, agotada, casi imposible, es la ideal para cantar sus letras, sus maravillosas letras; no se puede cantar mejor al amor, al desamor, a la vida... Sólo en otra voz han sonado igual de bien sus canciones, en la de nuestra paisana María Jiménez, de idéntico desgarro; son voces emocionantes para letras que las necesitan.

    ResponderEliminar
  4. Hay discos suyos que me encantan, pero no todos, aunque tengo todas sus grabaciones. Quizás es que yo no tenga mucha idea de este género musical.

    ResponderEliminar