martes, 17 de mayo de 2011

UN EXCELENTE NÚMERO DE "TRIANA CRÓNICA"


Cada vez que aparece un nuevo número del periódico mensual del arrabal "Triana Crónica", me pongo contento y me lleno de satisfacción, no sólo porque yo colabore en una humilde columna desde su creación, sino porque entiendo que en un barrio, que se está convirtiendo en acomodaticio para todo, el esfuerzo de su director Daniel Martínez y de Ana Díaz, su mujer y redactora jefe, es más que encomiable. Su diseño es escuela de magisterio para estos menesteres y lo que es principal: la libertad de sus colaboradores se respeta al máximo. Parece que fue ayer, pero ya son cinco meses en los que esta publicación anima el cotarro de tertulias amigables y se habla, gracias a ella, de los problemas y logros de este macrosector geográfico.

En esta ocasión, con las elecciones municipales a las puertas, "Triana Crónica" se ha volcado en este especial en el que han tenido voz todos los protagonistas. Ningún partido político se puede quejar de que no le hayan ofrecido un espacio en el que desarrollar sus propuestas. Otra cosa es que las cumplan. Pero, al menos para la historia, siempre quedarán estas páginas como testimonios de lo que dijeron y prometieron. Extraordinario el trabajo y el estómago de Ana Díaz para sacarles a todos los entrevistados los milagros que van a hacer estos cuatro años venideros. ¡Cuántos sapos de estos "alumbrados" habrá tenido que tragarse pacientemente!

Los artículos de fondo siguen en la misma línea de siempre: puntos de vistas diferentes, halagos y piropos al barrio de nacencia, historia, gastronomía, gentes y costumbres. El barrio de Triana, nuestro arrabal, debe estar satisfecho gracias al tesón de este joven matrimonio que ha sabido poner, con gran elegancia, voz y voto a nuestras cosas. Los que no puedan hacerse con un ejemplar, que es gratuito, sólo tienen que irse al ordenador y meter la siguiente dirección: www.trianacronica.es

Una vez más, felicidades.


7 comentarios:

  1. Cuando me enteré por el blog de "Trianaenlared" del nacimiento de dicho periódico no le puse mucho interés, pero a raiz de caer en mis manos el primer ejemplar, me enganché.
    Creo que es un soplo de aire fresco, sapiencia y pluralidad para todos aquellos que amamos y nos interesamos por el arrabal.
    ¡Larga Vida !

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que el esfuerzo de Ana y Daniel es de premio. Me maravilla, además, con el cuido que está realizado. ¡Larga vida!, como bien dices.

    ResponderEliminar
  3. Un pero: los seudónimos. Más importante que el rostro de los colaboradores es su nombre y apellidos, aunque comprendo que no se puede exigir en una labor altruista.
    Y algo que también hay que alabar: la consecución de publicidad -fuente nutricia de la publicación- con una línea editorial como la que indica Emilio Jiménez.

    ResponderEliminar
  4. Emilio Jiménez Díaz17 de mayo de 2011, 19:56

    Tiene que ser difícil intentar obligar a que se firme con el nombre. Al menos tú y yo no nos hemos ocultado nunca tras un nombre ficticio.

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias por vuestras palabras de ánimo y apoyo, en representación del proyecto de todos y para todos en que se está convirtiendo TRIANA CRÓNICA.

    Sólo una aclaración: el periódico busca desde su fundación las mejores firmas que pudiésemos encontrar, algunas, las que firman con seudónimo, son de primer nivel y ya estaban comprometidas. A modo de enorme e impagable favor escriben en TRIANA CRÓNICA bajo otro nombre pero con la calidad que esperábamos. Un pequeño precio que pagamos a gusto por unas líneas escritas desde el cariño y la amistad que ni con dinero podríamos tener en nuestro proyecto.

    Agradecer de nuevo (cosa de la que nunca me cansaré) vuestra acogida, vuestra colaboración, vuestra voz, vuestras opiniones sinceras y vuestro compromiso desinteresado con un proyecto que poco a poco y con mucho esfuerzo se está haciendo un pequeño espacio en la agenda informativa de nuestro barrio.

    Corren tiempos difíciles para la publicidad pero ese esfuerzo, el nuestro por ofrecer un producto atractivo y el de los anunciantes por apostar por él, es el precio por ser libres. Por no estar en manos de ningún Distrito, partido o subvención. Precio que también pagamos con mucho gusto.

    Que nuestros colaboradores tengan la más absoluta libertad a la hora de expresar sus ideas es simple y llanamente esencial en TRIANA CRÓNICA.

    MUCHAS GRACIAS Y ¡LARGA VIDA!

    ResponderEliminar
  6. Emilio Jiménez Díaz19 de mayo de 2011, 12:21

    Muchas gracias, Daniel. Excelente el número de este mes. ¡Ánimo!

    ResponderEliminar
  7. Si no me hubiera sorprendido muy gratamente lo que escriben jamás me hubiera interesado por saber el nombre de los autores... Enhorabuena y adelante.

    ResponderEliminar