martes, 26 de abril de 2011

PUERTA DEL PRÍNCIPE: ROMERO A CINCO CARTELES (2)


ROMERO A CINCO CARTELES

Así que el Garbo le llena
el corazón de alegría,
y se cambia en mediodía
la noche que lo encadena,
se transfigura en la arena
ese increíble torero
-más que torero, ¡joyero!-
que en el mundo lidiador,
entre la hiel y el clamor,
se llama Curro Romero.

Es un ojalá, un quién sabe,
un vamos a ver, un sí,
un no, a lo mejor aquí,
que en ningún cálculo cabe
si será ceniza o Ave
Fénix del aire torero,
ese bético Durero
del toreo mejor grabado,
al que Sevilla ha llamado
Curro Impar, Curro Romero.

Romero a cinco carteles.
Todo un reto a la ruleta
del capote y la muleta
a los milagros más fieles.
Un suspiro de caireles
se levanta en todo albero,
al pisarlo ese torero
de zapatilla a montera,
al que Sevilla le diera
por nombre, Curro Romero.

Y... ¡viva el verde alamar!
¡Vivan el valor y el miedo!
¡Y viva el "quiero y no puedo"!,
por... lo que pueda pasar.
¡Y viva el callado andar
de ese Albéniz giraldero,
o Almotamid muletero,
color alquimia y habano,
que en el ferial sevillano
se llama Curro Romero!


Francisco Montero Galvache
"El clarín y la palabra"
1995

No hay comentarios:

Publicar un comentario