lunes, 25 de abril de 2011

POEMAS DE MI ARMARIO: LA MIRADA PERDIDA (4)


PRIMERA COMUNIÓN

Ahí me tienen, vestido
de no sé qué
para albergar a Cristo
en un día lejano
según las normas
que marcaba la Iglesia.

Cruz.
Rosario.
Misal.

Y el alma boba
de tantas emociones
que jamás entendí
y que aún no entiendo.

Monedas.
Picatostes.
Regalos.

Y un niño dando vueltas
y más vueltas
por corrales vecinos
y amigos familiares.

Estampas.
Óbolos.
Promesas de ser bueno.

Y hoy, hombre,
me pregunto,
qué comunión me dieron
que la oblea no alivia mis pesares.


Emilio Jiménez Díaz
"La mirada perdida"

2 comentarios:

  1. Elegante si que ibas, Emilio... El poema tan lleno de ternura como la foto.

    ResponderEliminar
  2. Evidentemente, el traje era alquilado.

    ResponderEliminar