sábado, 2 de abril de 2011

CANCIONES POR NUESTRAS VIDAS: LA ÉPOCA DEL ALUVIÓN (125)

CONCHITA BAUTISTA
La cantante y cantaora sevillana Conchita Bautista, que ya había representado a España en el Festival de Eurovisión el año 1961 con la canción "Estando contigo", repitió, sin acompañarle el éxito, en 1965 con el tema "Qué bueno, qué bueno", con letra y música de Antonio Figueroa. Aunque sacó "0" puntos en el festival, la letra, terriblemente mala, pero muy pegadiza, se quedó en los oídos junto al machacón sonsonete. Por eso la traemos al recuerdo de esta década. Decía así:

Qué bueno, qué bueno, qué bueno / saber que tú sientes lo mismo que yo. / Qué bueno, qué bueno, qué bueno, / saber que estoy dentro de tu corazón, / saber que es sincero el amor que me das. / Qué bueno, qué bueno, qué bueno / saber que me espera la felicidad. / Las horas parecen siglos. / Los días la eternidad. / Después cuando estoy contigo, / el tiempo volando se va. / Pero qué bueno, qué bueno, qué bueno / saber que tus besos ya son para mí, / qué bueno, qué bueno, qué bueno, / qué bueno el cariño que siento por ti. / Qué bueno, qué bueno, qué bueno, / qué bueno el cariño que siento por ti. / Qué bueno, qué bueno, qué bueno / saber que es sincero el amor que me das. / Qué bueno, qué bueno, ay, qué bueno, / saber que me espera la felicidad. / Las horas parecen siglos. / Los días la eternidad. / Después cuando estoy contigo, / el tiempo volando se va. / Pero qué bueno, qué bueno, qué bueno, / saber que tus besos ya son para mí. / Qué bueno, qué bueno, qué bueno, / qué bueno el cariño que siento por ti. / Qué bueno, qué bueno, qué bueno, / qué bueno el cariño que siento por ti.

VINICIUS DE MORAES
Una canción hermosísima que empezó a escucharse a partir de 1962 fue la "Chica de Ipanema", llamada en Brasil "Garota de Ipanema", con letra del gran poeta y músico brasileño Vinicius de Moraes y música de Tom Jobim, bosa nova que cantó en un principio la brasileña Astrud Gilberto, y de la que haría una versión Frank Sinatra:

Mira que chica más linda, / más llena de gracia / es esa muchacha / que viene y que pasa / con su balanceo / camino del mar. / Ella, de cuerpo dorado, / del sol de Ipanema / y su balanceo / es todo un poema / y nunca me mira / siquiera al pasar. / Ay, yo me siento tan solo. / Ay, yo me siento tan triste. / Ay, la belleza que existe, / la belleza que no es solo suya, / y que sueño que quizas me arrulle. / Oh, si ella supiera / que cuando ella pasa / el mundo sonriente / se llena de gracia / con su balanceo / camino del mar.

A inicios de la década, unos hermanos cubanos, avecindados en México, lanzan una canción que lograría un meritorio éxito. "Los Hermanos Rigual" entran en el panorama musical español por la puerta grande con este tema que de seguro todos ustedes recuerdan: "Cuando calienta el sol" (1961):


Cuando calienta el sol / aquí en la playa, / siento tu cuerpo vibrar / cerca de mí. / Es tu palpitar, / es tu cara, / es tu pelo, / son tus besos, / me estremezco, / oh, oh, oh. / Cuando calienta el sol / aquí en la playa, / siento tu cuerpo vibrar / cerca de mí, / es tu palpitar, / tu recuerdo, / mi locura, / mi delirio, / me estremezco, /  oh oh oh, / cuando calienta el sol, / cuando calienta el sol.


DÚO DINÁMICO
De nuevo el "Dúo Dinámico" se pasea por esta década con otro de sus grandes éxitos, uno de los primeros. Nos referimos a "Quisiera ser" (1961), con letra de Guijarro y Ramón Alcusa y música de Manuel de la Calva:


Quisiera ser  tu gran amor. / Quisiera ser el eco de tu voz / para poder estar cerca de ti. / Quisiera ser tu alegre corazón / para saber qué sientes tú por mí. / Quisiera ser un águila real / para poder volar cerca del sol / y conseguirte las estrellas y la luna / y ponerlas a tus pies, con mi amor. / Quisiera ser un pobre ruiseñor / para poder cantar cerca de ti. / Quisiera ser la más bella canción / para poder hacerte muy feliz. / Quisiera ser la aurora boreal / y darte así un mundo de color, / y conseguirte las estrellas y la luna / y ponerlas a tus pies con mi amor. / Quisiera ser la aurora boreal / y darte así un mundo de color / y conseguirte las estrellas y la luna / y ponerlas a tus pies con mi amor. / Y conseguirte las estrellas / y ponerlas a tus pies... / Quisiera ser tu gran amor, / quisiera ser tu gran amor....


LUIS AGUILÉ
Un joven argentino llegó España en 1963 para no irse de aquí, consiguiendo muchos éxitos y poniendo en el tablero musical las mejores "canciones del verano". Era Luis María Aguilera Picca, conocido artísticamente como "Luis Aguilé". De carácter abierto y humorístico, y siempre acompañado de su guitarra, la verdad es que cayó bastante bien en nuestro país. Una de las canciones de su habitual repertorio que logró más éxito fue "Cuando salí de Cuba", que más tarde versionarían Celia Cruz y "Los Tres Sudamericanos". ¿Recuerdan la canción? Seguro que sí:


Nunca podré morirme, / mi corazón no lo tengo aquí. / Alguien me está esperando, me está aguardando que vuelva allí. / Cuando salí de Cuba, / dejé mi vida dejé mi amor. / Cuando salí de Cuba, / dejé enterrado mi corazón. / Late y sigue latiendo / porque la tierra vida le da, / pero llegará un día / en que mi mano te alcanzará. / Cuando salí de Cuba, / dejé mi vida dejé mi amor. / Cuando salí de Cuba, / dejé enterrado mi corazón. / Una triste tormenta / te está azotando sin descansar, / pero el sol de tus hijos / pronto la calma te hará alcanzar. / Cuando salí de Cuba, / dejé mi vida dejé mi amor. / Cuando salí de Cuba, / dejé enterrado mi corazón.


...Y hasta mañana, si Dios quiere.

2 comentarios:

  1. Esta entrada me ha parecido fantástica.

    ResponderEliminar
  2. Las canciones de estos años fueron maravillosas en una gran mayoría. Por lo menos, lo han sido para mí.

    ResponderEliminar