domingo, 28 de febrero de 2010

POEMARIO TRIANERO: FRANCISCO MONTERO GALVACHE

CURRO PUYA/GITANILLO DE TRIANA

Lanceaba por olivas.
(O, mejor, por aceitunas).
O por soles. O por lunas.
Eran lámparas votivas
sus manos verdes, cautivas
de cantes y de sonantas.
Una pleamar de gargantas
milenarias y morenas,
derramaba en las arenas
olas de olés a sus plantas.

Destronó al Clavel. Tenían
duendes morenos sus manos.
Guadalquivires gitanos
le bajaban, ¡o subían!,
por la sangre, y descendían
a su Verónica grana.
Y una tarde, Santa Ana,
alfarerita y torera,
se lo llevó a la barrera
de su celeste Triana.

Y está, ayayay de la noria
del cante siguiriyero,
tallado por "Fandanguero"
en el frontis de la gloria.
Hizo inmortal la memoria
del hondo temple que mana
la pura esencia gitana,
de esa seda lanceadora
que se llama, a toda hora,
Gitanillo de Triana.


("Ovaciones en mi albero". Sevilla, 1986)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada