miércoles, 9 de enero de 2013

MI FOTO DE CADA DÍA: EL ACCIDENTE TRANVIARIO DE LA VIRGEN DE LA O


En mi libro "Sevilla y sus tranvías" (1979), ya recogía, dentro de un apartado dedicado a los accidentes tranviarios ocurridos en nuestra ciudad, el que sufrió la trianera Virgen de la O en la Semana Santa de 1943 cuando regresaba a su templo, por la calle San Jorge, la noche del Viernes Santo, día 23 de abril, cuando el tranvía de Camas, concretamente el número 180, descarriló al tomar la curva del Altozano y embistió al "paso" de la titular de la Hermandad, sin que, afortunadamente, hubiese víctimas, aunque sí cuantiosos daños materiales. Curiosamente -y según la página web de dicha Hermandad-, el capataz era Rafael Ariza Aguirre, e iba a sus órdenes, como costalero, Salvador Dorado "El Penitente", quien después sería unos de los mejores capataces de la Semana Santa sevillana.

En algunas noticias de prensa de la época, se dice que el tranvía arremetió por delante, lo que así parece insinuar la fotografía del archivo de la propia Hermandad y la disposición de la peana y del pollero del manto, pero nos resulta imposible porque si el tranvía dio el golpe en su delantera tendría que venir forzosamente de Camas a Sevilla, y no creo que se dejasen pasar tranvías en esta calle hasta que hubiese pasado la procesión. En otras noticias de prensa, y en la misma página web de la Hermandad, se nos indica que fue por su parte trasera. Me creo más lo segundo, porque como muchas veces he comprobado en las fotografías de mi notable archivo tranviario, los tranvías iban excesivamente cercanos al final de las procesiones. Lo que verdaderamente fue un milagro es que no hubiese desgracias personales que lamentar. 

¿Puede algún lector, o la propia Hermandad, aclararnos un poco más este tema?

Si se sabe que los hermanos llevaron a hombros a la Virgen a su cercano templo, y que una gran mayoría se dedicó durante toda la madrugada a trasladar los enseres al mismo: trozos de respiraderos, candelabros y jarrones. El 18 de diciembre de 1993, al cumplirse el cincuentenario del accidente, se colocó en el mismo lugar donde había ocurrido, un retablo cerámico con la siguiente leyenda: "1943-1993. La Junta de Gobierno de la Archicofradía de la O, en Cabildo de Oficiales del 22-IX-93, acordó colocar este azulejo conmemorativo del cincuentenario del accidente tranviario del paso de Ntra. Sra. de la O, en la noche del 23-IV-43, del que salió milagrosamente indemne la imagen de la Santísima Virgen".

2 comentarios:

  1. Lógicamente, si regresaba y el tranvia venia del altozano, fue por detrás,lo que pasa es que el destrozo fue en los zancos delanteros, que se anclaron entre los adoquines y crujieron. Lo que más me intriga es la ausencia de heridos, cuando por narices los costaleros, que esté el paso levantado o arriado, estarian dentro del paso. Un autentico milagro. Enhorabuena por la entrada, Emilio.

    ResponderEliminar
  2. Yo opino exactamente igual que tú. Pero si te das cuenta, las noticias aparecidas en todos los diarios de aquellos días es errónea. Dicen que el golpe fue sobre la manigueta trasera izquierda, que está totalmente indemne en la fotografía. La verdad es que fue un milagro de que no hubiese ni siquiera heridos de gravedad, tanto por parte de los costaleros, como de los que normalmente en una procesión caminan tras de los "pasos": penitentes, auxiliares, y gente fervorosa que rezan detrás.
    ¿Puede explicar alguno lo de la manigueta? Lo tuyo es de recibo, con un golpe por atrás el "cuerpo" avanza hacia adelante.

    ResponderEliminar