martes, 6 de noviembre de 2012

DESDE MI TORRE: ¡YA ERA HORA!


Ya era hora de que a este gran amigo y artista murciano, que vino a hacer el servicio militar en el aeródromo de Tablada y aquí se quedó, y que ha sido desde entonces el gran historiador a través de su cámara de todos los sucesos del barrio trianero, se le diera un gran homenaje por haber fijado toda la moderna historia del viejo arrabal a través de instantáneas, hoy imprescindibles para conocer más de su cambio social, urbano y costumbrista en las décadas que van del sesenta a nuestros días.

Hay que agradecer a las Asociaciones "Itimad", "La Dársena", "Ronda de Triana; "Santa Ana" y "Casa Regional Valenciana", este sublime gesto en pro de que se conozca la obra y la calidad humana de Gabriel Sánchez Sánchez, más conocido como "Gasán", que jamás se movió de su pequeño local de la calle San Jacinto, número 100, retratando a su barrio de adopción y haciendo más de diez mil favores que sólo muy pocos conocemos.

Me ha llegado tarde la invitación, ayer por la mañana, y por eso no pude estar ayer acompañándolo junto a tantos amigos en el Centro Cívico "Tejar del Mellizo" en su Exposición-Homenaje. Como información para todos los trianeros, la exposición estará abierta hasta el próximo día 15, en horarios de 10 a 14 horas y de las 16 a las 21. 

Conocí a mi buen amigo Gabriel hace muchos años, muchísimos, allá por 1966, cuando yo hacía mis pinitos de escaparatista en los almacenes "Gycos", casi frontales a su tienda de fotografía, y cada sábado le ponía de lujo aquella mínima vitrina que él tenía para publicitar sus productos. Yo no le cobraba nada. Me gustaba compartir su hondura de hombre de bien, sus consejos y su guasa murciana. Al final de montarle aquella vitrinita con las cámaras más apetecidas de entonces y los célebres carretes Kodak, siempre acabábamos tomando unas tapas de los excelentes berberechos del Bar Duero. Por aquel entonces, él estaba ennoviado de Leonor, una morena muy guapa de Bollulos de la Mitación, y allí fuimos muchas veces, en su clásica Vespa -¿o era Lambretta?- a compartir unos ratos con sus cuñados, su novia y amigos. A él le debo el haber aprendido el laboratorio fotográfico, revelar, limpiar, fijar, hacer correcciones de los negativos..., y hasta me regaló la primera ampliadora de mi vida, cajas de papeles fotográficos y los líquidos necesarios para el revelado. A él, en una palabra, le debo mi clara afición por la fotografía, terreno en el que aprendí mucho gracias a sus consejos y a nuestras salidas domingueras por la ciudad.

Quizás existan muchos trianeros que sepan de Triana y la quieran bastante menos que él. Por eso me alegra este homenaje que ayer le tributaron estas Asociaciones. Me parece que ya fue distinguido como "Trianero Adpotivo", pero su gran honor es haber sido siempre un murciano-trianero singular, dadivoso cien por cien y, por eso, querido por todo el barrio.

El lunes 26 de Abril de 2010, me permití homenajearlo a mi forma, con un sonetillo cameloncio que salió en estas mismas páginas dentro de la galería de "Personajes Trianeros". Y decía así.




GABRIEL SÁNCHEZ SÁNCHEZ "GASÁN"

La mirada de águila, precisa
para que nada escape a su pupila,
va de aquí para allá, mira, vigila
para retratar todo. Tiene prisa

de meter a Triana en la sumisa
arca negra que lleva por mochila.
Enfoca enamorado y no vacila
en llevársela entera de requisa.

Antes de que Trajano y Adriano
vinieran a este barrio de recreo,
de las fotos del barrio era el jerarca.

"Gasán" ya retraba al Altozano,
a Alfonso X en Santa Ana, creo,
y las obras del gran Puente de Barca.

¡Felicidades, maestro, y que Dios te dé larga vida!

4 comentarios:

  1. Emilio, ¡cuántos recuerdos me vienen a la mente!. Tú, tan jovencito, yo una cría. Las fotos que allí nos hacíamos, tengo un montón, sobre todo vestida de flamenca. Y recuerdo en Navidades aquél pequeño escaparate, adornado por ti,tan bonito que todo el que pasaba se paraba a verlo. Y a Gasán, tan cariñoso siempre. Me alegro mucho de su homenaje y siento que no hayas podido ir, sé que lo aprecias de veras.

    ResponderEliminar
  2. Siempre lo he querido. Han sido muchos años de convivencia y respeto mútuo. Lo que nos hemos reído...
    Era un homenaje que se la había olvidado a Triana.

    ResponderEliminar
  3. Yo desde que tengo uso de razón lo estoy viendo por Triana, eso sí, con su inseparable cámara al hombro. No es difícil verlo en cualquier acontecimiento que se lleve a cabo en el arrabal. Muchas veces pienso que sería fantástico que su obra estuviera reflejada en un libro ( o quizás varios tomos ) para disfrute de todos los amantes del barrio...cuantas cosas recordaríamos. P.D. Emilio también sería de agradecer alguna foto de Gicos para recodar aquellos comercios desaparecidos. Saludos

    ResponderEliminar
  4. Sobre lo que me dice del libro, estamos en ello. Hoy, precisamente, sin saber que le había dedicada esta página, me llamó para ese proyecto que acogeré con total entusiasmo.
    Sobre los de Gicos, tengo la idea de iniciar dentro de unos días con fotografías antiguas trianeras y sin duda que saldrá algunas de aquellos establecimientos desaparecidos.

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar