domingo, 18 de noviembre de 2012

DESDE MI TORRE: HA DESAPARECIDO UN RETABLO


El escultor con taller en la Casa de los Artesanos de Triana, Augusto Morilla, ha enviado el siguiente comunicado a Ángel Vela para que él nos lo diera a conocer a todos:

Los abajo firmantes, queremos a través de estas líneas, denunciar el grave hecho que, recientemente, se ha producido en la señera "Casa de los Artesanos", situada en la calle Covadonga nº 9, en el barrio de Triana.

En esta casa, último reducto de la actividad artesana trianera, "existía" en el patio un retablo de cerámica de grandes dimensiones dedicado a Nuestra Señora de la Esperanza. Decimos existía porque sorpendentemente el actual dueño de la casa autorizó a unos vecinos del barrio para retirarlo de su ubicación durante un fin de semana, aprovechando la ausencia de las personas que allí ejercen su actividad.

Este retablo no era un simple exorno instalado por capricho en aquel lugar. La historia está escrita y es de conocimiento de mucha gente del barrio que allí, exactamente donde estaba instalado el retablo, estuvo guardada la Sagrada Imagen de la Virgen durante la Guerra Civil. El anterior dueño de la finca, D. José Ruiz Flores, conocido popularmente como Joselito, formaba parte de la Hermandad trianera y valientemente la preservó de las llamas guardándola en su casa. En honor de esta divina estancia y en memoria de aquella etapa, mandó realizar el retablo al desaparecido ceramista sevillano Antonio Morilla.

Consideramos que es un atentado a la memoria histórica de Triana retirar el retablo de su lugar de origen. Por ello, instamos a las distintas instituciones religiosas y organismos políticos a que se impliquen en esta expoliación para evitar que desaparezca la huella de este entrañable pasaje de la historia de Triana, y así quede de manifiesto el interés por conservar estos retazos de la historia que constituyen el atractivo y la solera de un barrio sevillano tan especial y significativo como es el nuestro.


Sevilla, 7 de noviembre de 2012



Este ha sido el retablo de la Esperanza de Triana, que se ve al fondo de la Casa de los Artesanos en la primera fotografía, y que según el texto que nos han enviado ha desaparecido con la connivencia del dueño de la casa, autorizando a unos vecinos -¿se sabe quiénes son?- a retirarlo en un fin de semana . Según me consta en la ficha que del retablo hizo Jesús Palomero Páramo en el libro "Sevilla, Ciudad de retablos" (1987), el retablo es de la autoría de Antonio Morilla Galea, que lo ejecutó en la década de 1940 en la Fábrica "El Carmen", entonces situada en la calle Alfarería 17, y cuyo destino -hasta su desaparición hace unos días- fue la Casa de los Artistas, o Artesanos, de la calle Covadonga número 9. El encargo lo hizo su antiguo propietario, José Ruiz Flores, para el patio de su tejar, y sus medidas son de 60 x 90 centímetros.

Hasta ahí la historia de este bello retablo para el que se utilizó como fuente iconográfica una fotografía de "Serrano" extraída de la revista "Calvario" de 1945. Aunque en el escrito no se mencionan los nombres de los firmantes de la denuncia, ni el nombre del actual (?)  propietario del inmueble, que fue, y no se indica si sigue siendo, Juan Silverio de la Chica, antiguo Hermano Mayor de la popular hermandad trianera de la Estrella, y hombre que desde hace varios años mantiene un contencioso con los inquilinos, todos ellos artesanos, para echarlos del lugar. Como premio por querer cargarse uno de los lugares emblemáticos y queridos de Triana, como es el citado corral, la Comisión de la Velá, con su delegado de distrito al frente, Francisco Pérez Guerrero, no tuvo tuvo dudas de nombrarlo "Trianero de Honor" el pasado año, "Por defensa del patrimonio de Triana". ¡Así se hacen las cosas en el arrabal: premiando a los que quieren destruirlo poquito a poco en nombre de la especulación!

En el escrito que hemos reproducido íntegramente se "insta a las distintas instituciones religiosas y organismos políticos a que se impliquen en esta expoliación". Mucho me temo que no va a suceder. Las hermandades no se implican jamás en la vida social del barrio, y los políticos -hemos podido comprobarlo- están siempre al lado de los poderes fácticos y no al lado del pueblo. ¿Creen que van a hacer algo desde la Tenencia para que el hermoso retablo aparezca y luzca en su ubicación de siempre? A lo mejor, piensan que el año próximo, cuando lleguen los "días señalaítos", deberán nombrarlo de nuevo "Trianero de Honor" o "Supertrianero" o "El gran Mecenas de Triana", mientras hay colas de auténticos trianeros esperando desde hace años las migajas de un merecido nombramiento.

Quede aquí el testimonio de lo que nos han contado, mal y sin firmas y sin datos. Augusto Morilla, viejo amigo, y los artesanos de la calle Covadonga, deberían haber sido más valientes a la hora de la denuncia, porque la verdad es que nos hemos informado de la desaparición de tan bello retablo, pero sin saber quiénes son los que lo han hecho desaparecer de tan insigne lugar, por qué, quiénes firman la proclama de defensa del patrimonio, y si sigue siendo Juan Silverio el propietario del inmueble. Poco se puede ayudar con tan pobres mimbres. El que no quiera ser valiente y ahogarse: que coja su salvavidas.

5 comentarios:

  1. Emilio, mucho me temo que estas fotos sean ya para el recuerdo, ya que no creo que aparezca dicho retablo, el cual, como bien dices, está cargado de arte y de historia. Pero así es la vida, nadie quiere implicarse en el barrio. Y no creo que acaben aquí los lamentos... ya vemos como está la cerámica Santa Isabel o el arquillo de la calle Castilla. Me da pena e impotencia que poco a poco se vaya perdiendo las cosas del barrio. Lástima.

    ResponderEliminar
  2. Emilio, este tema no puede quedar así. Desde "Triana en la red", una vez que concluya el homenaje a Eugenio, vamos a comenzar a darle mayor difusión a la noticia. A nivel personal estoy preparando una queja para presentar en el registro del Distrito.
    Efectivamente hay que ser mucho más valiente en este asunto. En las charlas de café, en la cercanía del lugar del expolio, todo el mundo tiene claro dónde y quién tiene el retablo pero nadie da nombres y apellidos.
    Todo apunta a que el dueño de la casa sea Juan Silverio o su entorno y desde luego el retablo ha sido desmontado con "festividad" y alevosía. No han tenido cojones de llevárselo cuando los inquilinos estaban en la casa.
    Por mi parte ayudaré en todo lo que pueda para que el retablo regrese al lugar que estaba.

    ResponderEliminar
  3. Tal como te he dicho telefónicamente, en este tema me he tirado sin paracaídas, lo que debéis hacer todos los trianeros.
    En este aspecto, recuero la hermosa letra de la antigua Soleá:
    "Tiro pieras por las calles / y ar que le dé que perdone. / Tengo mi cabeza loca / de tantas cavilaciones".
    Pues eso.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La casa de los artistas, en la calle covadonga, siempre ha estado en el punto de mira de Juan Silverio, pero no para mantenerla, que no lo ha hecho, sino para destruirla. Con el paso de los años, la tenia ahi, esperando a que se cansaran sus inquilinos, aunque no por ello, dejo de hacerle la mas dura y amoral guerra. Le resultaba mas sencillo comprar otros inmuebles humilides, catalogados o no, tirarlos y levantar pisos de lujo, la tenia ahi, aparcada.
      la limpieza de su imagen y la de toda su familia, la encubria a traves de las hermandades, pero los que conocen bien el transfondo y conocen bien a su familia, para limpiar siempre hay que empezar por uno mismo y por lo que hay dentro de la casa. Pues bien, despues de unos años de crisis, en donde los negocios inmobiliarios se han venido abajo, y despues de dilapidar su fortuna en las vidas y adicciones de sus hijos, parece que pocas joyas quedan ya por vender de aquellas que Juan Silverio recibia en pago por un cuartito en un corral, por lo que lo mejor, desvalorizar la casa de los artesanos, a traves del azulejo de la Esperanza de Triana, para asi poder dejar a su familia un nuevo terreno a edificar en los años venideros.
      La hermandad de la Esperanza de Triana, ilusa, le han metido un gol, y Acosta un pobre incauto.
      Ni que decir tiene, la poca calidad humana, ni el conocimiento del valor artistico, patrimonial y cultural que la casa ofrece a Triana y por ende a Sevilla, para aquellos que solo miran por sus euros, ante la impasividad de los organismos competentes , votados a demas por todos .
      Este señor, por llamarlo de alguna manera, se ha enriquecido a costa de los vecinos humildes de triana, ahora, quizas por ser elegido trianero de honor , se cree que toca el cielo con las manos y puede seguir impunemente haciendo lo que le plazca, que aunque aparentemente aparezca como enfermo, sabe perfectamente lo que hace y ademas esta bien protegido por todos los miembros de su familia, quienes no solo acatan sus directrices, sino que van más alla, a ver si alguno les explota en la mano ....

      Eliminar
  4. Totalmente de acuerdo con usted. Se puede decir más alto, pero no más claro. ¿Estaba ciego el delegado del Distrito al otorgarle en 2011 el título de "Trianero de Honor"?.
    Mucho me temo que, amparado por las hermandades y los poderes fácticos de Sevilla y del barrio de Triana, no siga haciendo de las suyas, a pesar de estar muy calado por la sociedad del viejo arrabal. ¡Cosas!

    ResponderEliminar