miércoles, 12 de septiembre de 2012

DESDE MI TORRE: ¿ESTA ES LA OPOSICIÓN?


Este señor de la rosa marchita, que se comía el mundo, y que se lo quiere seguir comiendo a base de errores pero con enormes ganancias, es el que dice representar a la oposición española. ¿Oposición un político que dice lo obvio, lo mismo que dice el pueblo en la calle, que repite sin cesar sus frases como un loro constipado del mercado desaparecido de la Alfalfa, que viaja, a no se sabe dónde, por medio del erario público, para distraerse, y que tiene menos gancho que una romana antigua? ¿Eso hoy día es la oposición: bañarse y guardar la ropa tras el primer olivo? ¿Es oposición decir sí cuando los contrincantes dicen no, y al contrario? ¿Es una forma valiente de enfrentarse a un programa que Rajoy ha demostrado que no existía y que es una calamidad a cada golpe diario?

Pero él vive como un rey, aunque su partido esté dividido y cada uno de sus miembros más relevantes estén tirando por la calle de enmedio. Se iba a comer el mundo, pero sólo le han dejado un trocito de la tarta. Y ya España no es lo primordial, lo primero es morder de aquí y de allá, estar siempre en candelero para cuando las cosas se sigan torciendo aún más que hoy. ¡Qué pena de una oposición que no tiene programa alguno para ofrecérselo a los que nos gobiernan, que no tenga una base racional para decir al PP que se están equivocando! Están esperando sólo que perezcan para volver de nuevo a mandar, como en una liga donde si no gana el Madrid la consigue el Barcelona. Y los españoles, de derechas, de izquierdas, más lanzados o más cautos: mamando, mamando, mamando diez mil iniquidades cada día, dejándose robar en sus nóminas, trabajando casi literalmente gratis, viviendo en casa de esos abuelos a los que ya suena que van a mermar sus pensiones... ¡Y no passssssa naaaada! La oposición está más callada que una puta antigua en Cuaresma, y el pueblo, bueno, me da pena y dolor este pueblo español. Aquí, desgraciadamente, sólo gritamos eso tan borrego de !Soy español, español, español... cuando nuestra selección gana algo en deportes, mientras que perdemos todo en dignidad y sueldos!

3 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes más razón que un santo. Estamos desprotegidos, cada uno va a lo suyo y a nosotros que nos den. Verlos en el parlamento es sentir vergüenza ajena: cómo aplauden los unos cuando le echan la culpa a los otros... cualquier cosa menos solucionar nuestros problemas. Claro, como ellos no saben de problemas... Fatiguita por Dios. Comparto en mi FB. Un besote.

      Eliminar
  2. Pues sí, esta es la oposición. Ahora le toca al Barcelona, mañana le tocará al Madrid, y a llevárselo calentito, que es lo que toca.

    ResponderEliminar